Por

Borja Pardo (Sphera Sports): "Queremos adaptar el modelo de éxito de Bleacher Report a la idiosincrasia española"

Se acercaba el verano de 2012 cuando dos entusiastas del periodismo deportivo se lanzaron a cubrir los Juegos Olímpicos de Londres con una cuenta de Twitter.Alessandra Roversi, fanática del fútbol italiano, pensó que a la vez podría abordar una liga sin apenas tratamiento específico en castellano. Al acabar los Juegos Olímpicos, @SpheraSports tenía 2.000 seguidores y @CalcioSphera, 3.000. Una bombilla se les encendió: existía una verdadera demanda de información deportiva segmentada en la red. Así que empezaron a crear cuentas Twitter con la intención de que, más adelante, estas se volcaran en una web.Borja Pardo, que antes había probado suerte en Don Balón y en COPE como analista de fútbol internacional, había encontrado su proyecto.

Borja Pardo, CEO de Sphera Sports.

Pregunta: Desde el principio, Sphera Sports fue un proyecto social first.

Respuesta: Como consumidor de los diarios deportivos tradicionales en España y los digitales de la época, veía una carencia de un medio deportivo más innovador y volcado en redes sociales. En aquella época era tendencia Twitter y veía que tenía un gran potencial. Los medios convencionales creaban una web con una gran infraestructura y luego volcaban los contenidos en redes sociales. Nosotros creamos la estructura en Twitter y luego lo volcamos en una web.

P. Aun así, crecer en este ámbito no es fácil.

R. Es duro. No te voy engañar. Igual hay gente que cree que estamos nadando en dinero, pero la realidad es la que es. Hoy por hoy la publicidad en un medio digital, salvo que tengas muchas páginas vistas, no sale a cuenta. Cualquiera que tenga un blog o una web pequeña y tenga Google Adsense puede darse cuenta. Es verdad que ahora, a medida que tenemos un poco más de tráfico, va entrando alguna campaña que hace que más o menos pueda ser sostenible el proyecto. Pero si no te vas a 7 o 8 millones de páginas vistas al mes, ingresar dinero en publicidad realmente es complicado.

P. ¿El anunciante no valora aspectos como el engagement o la innovación?

R. Debería, pero no es así. Yo también lo pensaba, pero el anunciante habitual, de momento, pondera relativamente la marca y la innovación. Al final ellos lo que buscan son números: si te ponen un banner, lo que quieren es que ese banner lo vea un millón de personas al mes y no diez.

P. ¿Y no cree que eso cambiará en poco tiempo?

R. Estoy convencido de que el anunciante lo valorará el día de mañana. Es verdad que Sphera y otros medios como Ecos del Balón o Panenka somos insignificantes en métricas comparados con Marca, Sport o Mundo Deportivo. Pero nosotros aportamos aire fresco: innovación tecnológica, un nuevo tono… Entre otras cosas, tratamos al usuario y al lector como un igual. No existe ese estrado que tienen la mayoría medios tradicionales desde el que miran al lector como un cliente. Creo que nosotros queremos cambiar un poco esa relación que hay con el usuario.

P. Su relación con la competencia también es más abierta.

R. Sphera puede permitirse el lujo de enlazar artículos de terceros. Es muy sano poder compartir algo de Panenka, Campeones o Ecos del Balón. Creemos que los nuevos medios tienen que tener la suficiente perspectiva para “dar bola” al buen contenido que haga el vecino. De hecho, a veces parecemos una cooperativa: los pequeños ante los grandes. Y tampoco me duele retuitear la portada de Marca, como he hecho varias veces.

P. ¿Considera Sphera un medio innovador?

R. Claro que sí. Desde que hicimos una apuesta ciega por la segmentación de información en las cuentas de Twitter y posteriormente volcándola en una página web, hemos intentado aportar innovaciones. La gestión de los colaboradores también se puede considerar una innovación. Nos dimos cuenta de que hay muchísima gente con talento, que redacta muy bien, que escribe tweets a lo loco y a la que podría interesarle crearse un espacio de autor. La mayoría son estudiantes de Periodismo o recién licenciados a los que no les sale mucho a cuenta abrirse un blog desde cero y que, si intentan crear un espacio en Marca, As o Mundo Deportivo, directamente ni se les escucha.

P. Esos colaboradores no cobran, ¿verdad?

R. Nos encantaría, pero a día de hoy es inviable. De hecho ya cuesta tener una estructura de 4 o 5 editores. Únicamente podemos pagar a aquellas personas que están entre 2 y 4 horas con nosotros de forma diaria. Los colaboradores deciden qué escribir, cuándo y cómo hacerlo, ya que no existe una línea editorial más allá de que sean respetuosos. Eso hace que tengamos a día de hoy entre 100 y 130 personas que escriben regularmente, una vez a la semana de forma metódica o una vez al mes. Nosotros obviamente no les apretamos, ya que no cobran, pero ese background es muy sano. Ponemos las condiciones muy claras y ellos están encantados de escribir en Sphera. Es como crear un Medium de deportes en una web.

P. ¿Pero cómo se gestionan estas colaboraciones?

R. Cada semana recibimos entre 30 y 50 solicitudes de personas que quieren tener una columna en Sphera. Hacemos una labor de filtrado, ya que no podemos aceptar a todos porque nos faltan manos. Miramos sus perfiles y les revisamos uno o dos textos a modo de prueba. Si vemos que tienen un nivel aceptable y los contenidos son interesantes, automáticamente les creamos el perfil de autor. En un primer momento, hacemos una supervisión para ver si realmente el autor solvente y después les dejamos escribir en su espacio. Al final creemos que 1.000 estudiantes de Periodismo escribiendo de lo que realmente les apasiona puede llegar a ser tan competitivo como 20 redactores en nómina.

P. Eso es lo que sucedió con las cuenta de Twitter.

R. Cuando vimos que funcionaba la información segmentada, empezamos a crear cuentas y surgió el problema de que la misma persona no se podía encargar de muchas. Entonces pedimos ayuda. Fuimos muy francos y pedimos a la gente que quisiera, tuviera tiempo libre y le apeteciera, que nos enviara un e-mail y que se presentara para que hiciéramos una selección. Eso lo hicimos con cada cuenta y a día de hoy tenemos 114 cuentas con 150 gestores. Algunas están muy bien llevadas y son referencias informativas, pero otras no tanto porque el gestor no tiene el tiempo libre que le gustaría o se ha pasado el entusiasmo inicial. Esto es lo que queremos potenciar: queremos que el día de mañana todas nuestras cuentas sean referencias informativas.

“Si no te vas a 7 o 8 millones de páginas vistas al mes, ingresar dinero en publicidad realmente es complicado”

P. No será sencillo combinar esto con el resto de tareas del proyecto.

R. Tenemos una carencia de recursos impresionante. De hecho, yo que soy el CEO hago de todo: de commmunity manager, de editor de fotografías y artículos… Tengo conversaciones en Slack con 20 o 30 personas a la vez; en Whatsapp, con otras 30 y 40… Es una locura. Hasta que no haya un grupo inversor que apueste por nosotros y nos permita tener una estructura sólida, digamos que hacemos un poco de hombres orquesta.

P. ¿Un inversor?

R. A día de hoy, el tráfico no es el que nos gustaría. Tenemos 300.000 usuarios únicos al mes, que objetivamente está bien. Pero el objetivo no es otro que tener un millón de usuarios al mes antes del Mundial de Rusia 2018. Creemos que podríamos llegar a ello, pero necesitamos ayuda. La solución al círculo vicioso de tráfico, ingresos por publicidad y personal radica en convencer a unos grupos editoriales y empresariales con los que estamos en contacto. Si nos apoyan, podríamos tener un equipo base de editores, un equipo estable de redacción remunerado y lanzar ciertas campañas de crecimiento importantes. Para convencerlos, una de las claves será el lanzamiento de la nueva web. Está hecha y probada, pero hay que pagarla. Y una nueva web si es más o menos moderna y disruptiva te va a costar entre 30.000 y 40.000 euros. Estamos esperando a que alguien pague el juguete, porque con esta web sí podemos dar ese salto de calidad.

Las portadas que cada día publica Sphera Sports destacan por su enfoque y su calidad formal.

P. De momento, una de las señas de identidad de Sphera son sus portadas. ¿Cuál es el secreto?

R. Igual mucha gente se cree que tenemos un espacio de redacción, un edificio en medio de la Diagonal y que hay un consejo, con una mesa y una pizarra, y editores decidiendo con una café en la mano. Pero la realidad es mucho más sencilla. El primer paso lo damos Alessandra Roversi y yo. Mientras cenamos, pensamos en lo más interesante del día. Con el tema y el enfoque, llamamos a un diseñador de confianza, que es muy bueno y que lleva con nosotros ya dos años. Él está en Galicia. De hecho, todavía no lo he visto físicamente. He hablado con él 3 o 4 veces por teléfono y hablo cada día por Slack y Whatsapp. Él busca fotografías y, en media hora o así, me pasa un boceto por Whatsapp. A veces lo comparto en un grupo de Slack, donde están también los cuatro editores (Joel Sierra, Enrique Julián, Juanan Mota y José Gavilán), y acabamos de perfilar el resultado final.

P. ¿Cree que seguirá aumentando el peso del vídeo en el periodismo deportivo?

R. La fuerza del vídeo es indudable. A veces, cuando redactas un artículo no tienes los clics que desearías. Un tropezón de Mourinho en un vídeo tiene más visitas que 20 estudiantes de Periodismo escribiendo muy bien sobre temas que les apasionan. Y si haces un vídeo de Garrincha haciendo regates increíbles hace 40 años puedes “arreglar el día”. Se trata de buscar un equilibrio. Marca lo hace. Cubre la actualidad muy bien porque tiene plantilla y recursos, pero al final las métricas con las que seduce a Gillette a Audi, a Pizza Hut o a Banco Santander, las hace con el tiramillas, su web de ocio.

“Los medios pequeños a veces parecemos una cooperativa. Nos unimos frente a los grandes”

P. Y ahí Facebook e Instagram tienen mucho que decir.

R. Cuando empezamos en 2012, Twitter lo estaba petando. Ahora parece que cotiza un poco a la baja. No nos arrepentimos, pero sí que es cierto que el engagement en Facebook es ahora más alto que en Twitter. Hacer en Facebook lo que actualmente estamos haciendo en Twitter supondría un desgaste brutal, pero sí queremos apostar por Facebook Live. Nos encantaría llevar a cabo una parrilla televisiva, con unos contenidos semanales a nivel multimedia. Dicen que en el Mundial de Rusia 2018, el 90 % del contenido será multimedia (audio o vídeo). Si solo te quedas con artículos, te vas a estancar porque esto va avanzando a una velocidad que asusta. Y el tema de Instagram sí lo hemos visto claro. Muchos periodistas norteamericanos afirman que es la red social del presente y del futuro. Parecía que no iba a evolucionar, pero a día de hoy vemos como todo el mundo se está metiendo en Instagram. Para nosotros estar ahí es importante.

P. ¿Cuál es su modelo?

R.Bleacher Report. Queremos seguir sacando buen contenido de forma regular y diaria. Queremos seguir aumentando el número de autores, tenemos 120 pero me gustaría que fueran 1.000 o 5.000. Ellos empezaron más o menos como nosotros. Eran tres estudiantes que crearon un blog donde cada uno hablaba de NHL, fútbol americano y básket. Le dijeron a sus compañeros de clase que participarn, y en 2008 comienzan a tener un blog mancomunado. Primero fueron 20, luego 100, luego 1.000, hasta que dejaron escribir a todo el mundo. Y finalmente, en 2012 llegó la empresa Time Warner, observó que había 5.000 personas escribiendo de forma regular y les inyectó 175 millones de dólares. A día de hoy, les han inyectado 100 millones más y tienen 6.500 personas escribiendo de forma regular y son el medio deportivo estadounidense más importante, superando a la ESPN. En español no hay nada así. Lo más parecido es Sphera. El ecosistema empresarial español no es el norteamericano y la visión tampoco, así que estamos intentando trasladar un modelo de éxito como Bleacher Report a la idiosincrasia española.