Firma invitada:

El músculo innovador del periodismo deportivo en un año olímpico y mundialista

Firma invitada:


Periodista y profesor de la Universidad de Sevilla.

Afirmar a estas alturas que el periodismo deportivo se comporta como una punta de lanza de la innovación narrativa digital no es ninguna novedad. Esta área informativa, siempre creativa y atrevida, ha sido capaz de situarse a la vanguardia en la forma de presentar y contar las historias en la red, porque por su naturaleza se anticipa en la exploración de nuevos caminos y sirve de laboratorio de pruebas para que otras secciones y medios habituados a informar de otras temáticas tomen nota y decidan también aplicar esa experiencia.

Debido a esta efervescencia permanente de nuevas fórmulas narrativas en deportes, en el blog Periodismo Deportivo de Calidad abrimos un radar de tendencias para recoger no solo proyectos e iniciativas de carácter novedoso en cualquier parte del mundo, sino también para constatar la expansión de fenómenos que desde hace tiempo se vienen produciendo en medios de referencia internacionales.

image alt text

Y aunque la innovación en periodismo deportivo es un continuo movimiento, es preciso detenerse aquí en el inicio de un año donde se prevén importantes innovaciones narrativas con motivo de los grandes acontecimientos deportivos que se aproximan, sobre todo los Juegos Olímpicos de Invierno en PyeongChang (Corea del Sur) y el Mundial de fútbol en Rusia. Efectivamente, los megaeventos ofrecen una ocasión idónea para que el periodismo saque músculo y arriesgue a probar nuevas coberturas que luego puedan adquirir notoriedad e incluso tener un efecto de emulación en otras secciones y áreas periodísticas.

Hace tiempo que las coberturas periodísticas de las grandes competiciones cambiaron para siempre. En esa búsqueda de las claves que rodean la competición y explican lo sucedido, más allá del resultado y las declaraciones de protagonistas y, al mismo tiempo, en ese afán de servir cuanto antes una información personalizada a través de apps y redes sociales, el periodismo deportivo apuesta decididamente por nuevos formatos que aprovechan los últimos avances tecnológicos para atrapar la atención del usuario, allá donde esté y en cualquier momento.

Así, por ejemplo, el periodismo deportivo más explicativo halla en los Juegos Olímpicos de Invierno el momento hacer pedagogía informativa acercando al gran público modalidades de las que solo de habla de repente una vez cada cuatro años. De esta forma, narrativas netamente visuales hacen aún más claro y comprensible el conocimiento del formato de la competición, su historia, su reglamento e incluso su léxico. Para ello, una vez más, el vídeo y los gráficos se convierten en los mejores aliados posibles para dar profundidad y contexto a las previas que han empezado a construirse desde distintos medios.

Tal es el caso de Eurosport, la cadena de televisión que cuenta con los derechos de emisión de los Juegos Olímpico y Paralímpicos en el Viejo Continente y que viene produciendo una serie de vídeos infográficos con realidad aumentada y apoyado en datos. Estos explainers, que pueden seguirse en Twitter, combinan secuencias de competiciones en cámara lenta con gráficos y tienen una duración media de ochenta segundos, esto es, un formato conciso, claro y directo.

image alt text

Explainer de Eurosport durante la cobertura de los Juegos Olímpicos de Invierno

También la previa de grandes eventos se construye con datos y gráficos. Tal como hizo The Washington Post en su cobertura de los Juegos Olímpicos de Río en 2016, la producción de infografías, visualizaciones de datos y creatividad en vídeo se agrupa y se sirve en una sola página para contextualizar la previa, la crónica e incluso el día después de la competición. De esta forma, se prepara convenientemente al lector mientras se le aportan las claves para poder hacer un mejor seguimiento de las diferentes pruebas.

Mientras tanto, las soluciones tecnológicas en el periodismo se concentran en satisfacer cada vez más a la carta las nuevas necesidades de los usuarios, los cuales en una proporción creciente prefieren seguir la evolución de la competición a través de las pequeñas pantallas de los dispositivos móviles. De esta forma, en la cobertura de grandes eventos deportivos los medios no solo se afanan en agilizar su app (ahí están las de BBCSport, impulsada definitivamente en Londres 2012, o la de Bleacher Report, Team Stream), sino también en abrir nuevos canales para llegar al fan, mediante newsletters, como suelen hacer The Guardian Sport o L’Équipe con ediciones especiales del día a día de la competición.

Igualmente, los medios deportivos tienden a buscar la diferenciación en su cobertura a partir de la indagación y cosecha de buenas historias. La crónica deportiva difiere mucho de la de antaño, se nutre de datos y análisis, para encontrar perfecto acomodo en una sucesión informativa imparable donde al instante se conocen los resultados y clasificaciones. Surgen la crónica de datos y la nota breve, construidas de forma robotizada, mediante algoritmos y software de escritura automática, que, a modo de flash de agencia, permiten publicar un avance que luego será ampliado por ese mismo medio.

image alt text

Cuenta robotizada de The Washington Post durante los Juegos Olímpicos de 2016

Desde hace varios años, medios como The Associated Press, The Washington Post o Reuters robotizan noticias y crónicas, y para ello el ámbito deportivo ejerció de proyecto piloto antes que otras áreas informativas. Esta tecnología, que ya utilizan 15 agencias en Europa según un estudio del Reuters Institute, se emplea con el objetivo de descargar de tareas a los reporteros para que trabajen más las fuentes primarias, investiguen y produzcan contenidos exclusivos, y también para lograr que las coberturas informativas resultantes sean diferentes, de más calidad y se ocupen de historias que interesen a la gente, más allá del medallero o el marcador final.

Escrito por
Periodista y profesor de la Universidad de Sevilla