Por

Innovaciones periodísticas en los medios españoles: un presente prometedor

Innovar resulta esencial para la supervivencia de los medios en un contexto marcado por el cambio constante en la tecnología, los comportamientos de la audiencia, las estrategias de la competencia y los modelos de negocio. En este artículo sintetizamos las conclusiones de una investigación basada en entrevistas a 27 profesionales de diversos medios que están innovando en nuestro país.

En el ámbito periodístico, la innovación puede entenderse como “la capacidad para reaccionar ante los cambios en los productos, procesos y servicios, mediante el uso de habilidades creativas que permiten identificar un problema o necesidad y resolverlo mediante algo nuevo que aporte valor al medio y a los clientes”, según analizamos en una investigación previa. Las innovaciones no se reducen sólo a un nuevo producto, a la tecnología o contenido, sino que también pueden basarse en una combinación original de ideas, procesos o recursos ya existentes.

El Grupo de investigación GICOV de la Universidad Miguel Hernández de Elche elaboró el Ranking de Innovación Periodística en España, mediante la selección de los 25 casos más innovadores del periodismo en 2014. En dicho trabajo elaboramos una matriz que permite cuantificar el índice de innovación de las iniciativas periodísticas en nuestro país, arrojando un total de 196 innovaciones en los 25 casos de la muestra.

image alt text

Los resultados del Ranking de Innovación Periodística revelan que en España la innovación se lleva a cabo en la periferia de la industria mediática tradicional, gracias al empuje de las empresas tecnológicas, la irrupción de nativos digitales y los laboratorios creados en algunos medios. Entre las iniciativas más innovadoras destacan la Fundación Civio, institución de servicio público que apadrina varias webs de investigación; El Confidencial, un medio nativo digital fundado en 2001; eldiario.es, basado en un sistema de socios que contribuyen económicamente a que el proyecto sea viable; y la Revista Vis-à-vis, una publicación interactiva diseñada para iPads.

En esta investigación, publicada en la Revista Latina de Comunicación Social, presentamos un análisis de entrevistas a 27 profesionales de diversos medios: El Confidencial, El diario.es, Fundación Civio, Revista Vis-à-Vis, Yorokobu, Jot Down, Lab RTVE, El Extrarradio y Revista Mongolia; El Mundo, Prisa Radio, Vice España, El Español, Quonda, Bottup, El Desmarque, The Spain Report y Atresmedia. En la selección se refleja una amplia gama de medios (nativos digitales, medios con matriz impresa y audiovisual, iniciativas periodísticas de nicho y laboratorios de innovación). Los medios fueron seleccionados por su compromiso con la innovación, discernido a través de la lectura de informes profesionales y el conocimiento del mercado.

Los periodistas coinciden en que, para que un proyecto sea innovador, debe tener éxito; es decir, ha de implicar una mejora para el medio, que se traduzca en términos de aumento de audiencia, de mayor prestigio o del refuerzo de su marca, de incremento de ingresos o de la cuota de mercado.

Según los entrevistados, la innovación periodística se desarrolla en cuatro áreas. La más destacada es la de los productos y formatos (12 menciones), seguida por la de la distribución (9), la organización del medio (4) y finalmente, la comercialización y los modelos de negocio (3). La innovación en herramientas y tecnologías, mencionadas por siete profesionales, se considera un ámbito transversal, pues se halla presente en las cuatro áreas restantes, ya que toda innovación precisa de alguna tecnología concreta para ser implementada. Por tanto, la tecnología resulta a menudo esencial. Por ejemplo, en el RTVE Lab se plantean que todos los proyectos tengan un 30% de tecnología innovadora, que nunca hayan usado antes, como por ejemplo aplicaciones o lenguajes de programación. Además de utilizar herramientas gratuitas, desarrollan otras propias que resulten útiles para el trabajo en la redacción.

En el área de producto se detectaron numerosas innovaciones, tales como la implementación de un Sistema de Gestión de Contenidos (CMS) propio, escalable y exportable a otras empresas; la producción de reportajes de largo formato que incrementan el tiempo de permanencia en página; la realización de entrevistas en vídeo de 360 grados a los candidatos a las elecciones; la producción de webdocs que incorporan narrativas inmersivas y técnicas de periodismo de datos; y la creación de bots que informan automáticamente a los usuarios sobre cotizaciones bursátiles.

image alt text

Fuente: elaboración propia.

El trabajo en productos innovadores exige procedimientos rigurosos. Por ejemplo, en la Fundación Civio desarrollan trabajos periodísticos centrados en la transparencia y la investigación. Su responsable de Proyectos, Eva Belmonte, destaca el escrupuloso tratamiento metodológico que realizan de los datos, que les permite elaborar proyectos basados en el análisis sistemático de fuentes como el Boletín Oficial del Estado. Por su parte, El Español creó una aplicación para visualizar gran cantidad de datos sobre las ciudades españolas antes de las elecciones municipales de 2015. Como apunta un periodista de ese medio, “hay que lograr que los datos hablen y sirvan para contar buenas historias”.

En el área de la distribución, destacan iniciativas como el lanzamiento de un canal de WhatsApp que ofrece alertas informativas; elaborar atractivos boletines de contenidos para suscriptores a primera hora; crear una app de noticias para el seguimiento de los resultados electorales; elaborar bases de datos abiertas sobre investigaciones, que están disponibles para que cualquiera pueda usarlas; y en algún medio, todos los periodistas colaboran en la distribución en redes sociales para llegar al mayor número de usuarios.

image alt text

Fuente: elaboración propia.

En el ámbito de la organización del medio, varios entrevistados mencionaron la puesta en marcha de equipos multidisciplinares de periodistas y técnicos para desarrollar proyectos, que se retroalimentan entre sí; el uso de herramientas que facilitan la comunicación interna entre editores y reporteros, y mejoran el trabajo en equipo; generar contenidos simultáneamente, integrando a varios profesionales de distintas secciones; usar herramientas de planificación que coordinan las tareas de los profesionales en todo momento; e implantar el teletrabajo, con redacciones descentralizadas que permiten que el periodista trabaje desde cualquier lugar.

La innovación entendida como proceso asume numerosos factores estructurales y prácticos, derivados del trabajo de los profesionales, de sus inputs y aportaciones en diferentes áreas de la actividad productiva. En los laboratorios de innovación creados por algunos medios (El Confidencial y RTVE), periodistas, técnicos y desarrolladores implementan conjuntamente los proyectos, incrementando la comunicación y el desempeño colaborativo. Aquellos periodistas que trabajan en entornos innovadores (design thinking, proyectos interdisciplinares y experimentación) se muestran más dispuestos a arriesgar.

En lo relativo a la comercialización, las innovaciones incluyen consolidar un sistema de socios que, previo pago de una cuota, aseguran la viabilidad de Eldiario.es; crear formatos publicitarios integrados de modo nativo en el diseño del producto informativo; una estrategia de contenido de marca (branded content) para incluir las marcas en el contenido de forma integrada; y lograr que secciones de un medio sean patrocinadas por anunciantes o marcas.

La estrecha relación con los clientes resulta clave en la innovación comercial. Varios entrevistados coinciden en que el sistema de socios de Eldiario.es es una de las innovaciones comerciales más importantes. Este modelo de socios funciona bien porque, según el subdirector de Eldiario.es, “la gente no paga para leer las noticias o para romper un muro de pago, sino para ser cómplices del medio y hacer un periodismo con valores sociales”. Aunque la principal vía de ingresos de eldiario.es sigue siendo la publicidad, gracias a este sistema logran mayor independencia editorial: ninguno de los anunciantes aporta tanto económicamente como todo el conjunto de los socios. Otro caso de éxito es El Español, que captó 3.6 millones de euros mediante una campaña de crowdfunding, batiendo el record mundial. Otros medios también usan las donaciones de socios y el crowdfunding para determinados proyectos o experimentan con estrategias de negocio poco habituales. Por ejemplo, los editores de Revista Mongolia evitan la publicidad por principio editorial y apuestan por la venta de libros, el merchandising y la organización de espectáculos musicales.

También se detectan formatos publicitarios innovadores. En la Revista Vis-à-Vis mantienen una relación muy estrecha con los anunciantes para desarrollar formatos ad hoc. Este sistema les ha permitido comercializar eficazmente la publicidad en tabletas. Como parte de su modelo de negocio, Vis-à-Vis ofrece servicios a empresas privadas, que quieren lanzar sus productos en tabletas para sus trabajadores, así como acciones de contenido de marca (branded content).

En definitiva, las innovaciones permiten que los medios puedan ampliar mercados, consolidar sus marcas, captar nuevos nichos de audiencia, seleccionar equipos interdisciplinares y desarrollar una estrategia cohesionada. En el ecosistema actual, donde los medios tradicionales ven cómo su modelo de negocio se tambalea y muchos nativos digitales siguen sin lograr un modelo sostenible, es necesario explorar iniciativas que permitan innovar en cualquier ámbito de la actividad periodística.

Artículo completo:

García-Avilés, J.A., Carvajal Prieto, M. y Arias Robles, F. (2018) “Implantación de la innovación en los cibermedios españoles: análisis de las percepciones de los periodistas”. Revista Latina de Comunicación Social, 73, pp. 369 a 384. 

Puedes acceder al artículo en este enlace.