Por

Territorio webdoc, auge de un formato interactivo

En la frontera entre el reportaje multimedia y el documental, el webdoc es un formato de realidad creado para internet, conocido también como documental interactivo, documental transmedia o i-doc. En un webdoc, la interactividad, la multimedialidad y la hipertextualidad son elementos clave; además, la diversidad de recursos narrativos y la implicación del usuario aportan una “experiencia inmersiva”. Eva Domínguez sostiene que se pueden considerar reportajes en profundidad basados en el uso del vídeo interactivo. En el fondo, se trata de historias de largo recorrido que pretenden involucrar a la audiencia en la narración.

Uno de los expertos en el género, Arnau Gifreu, los define como aplicaciones interactivas “realizadas con la intención de representar la realidad con unos mecanismos propios, denominados modalidades de navegación o interacción, en función del grado de participación que contemplen”. En su blog Guifreu subraya que la narración no lineal aporta valor añadido a la inmersión del usuario. La periodista del RTVE Lab, Miriam Hernanz, sostiene que el webdoc es “el camino natural para divulgar ciencia, ya que permite al usuario comprender a la vez que participa de la historia, ya que tiene que interactuar para tomar decisiones y hacer que la historia avance”.

En nuestro país, el primer webdoc es Guernika, pintura de guerra producido en 2007 por la división interactiva de la Corporació Catalana de Mitjans Audiovisuals y Haiku Media. Las productoras independientes están apostando por este formato. En 2010, Barret Films impulsó, junto a RTVE y la Asociación de familiares del Alzheimer de Valencia, Las Voces de la Memoria. En 2013, con el apoyo de la Asociación de Víctimas de Metro 3 Julio, lanzaron 0 Responsables Ese mismo año, las productoras These Glory Days y Cahuenga Filmmaker lanzaron Próxima Visita y Cromosoma Cinco respectivamente. Otro foco innovador se halla en las universidades; la Universidad de Vic produjo Metamentaldoc y la Autónoma de Barcelona impulsó Sombras del progreso.

El webdoc se halla en continua experimentación y ofrece un enorme potencial para satisfacer a un público ávido de contenidos más elaborados y reposados, como señala Javier Jáuregui. Desde 2011, el RTVE lab está elaborando webdocs, relacionados con producciones de RTVE o con sus propias apuestas informativas, que sobresalen por su creatividad y calidad. En algunos países, como Reino Unido o Canadá, se considera un formato consolidado, con buena aceptación entre la audiencia y un creciente tejido productivo-empresarial. La evolución del webdoc en las tabletas y televisores inteligentes conectados abre horizontes prometedores, por lo que habrá que seguir muy atentos al desarrollo de este formato.