Por

La marca periodística personal, tendencia en el ámbito deportivo

El profesor José Luis Rojas analiza los atributos que deberían guiar el desarrollo profesional del periodista deportivo para proyectar una imagen solvente en la red

José Luis Rojas es periodista con amplia experiencia profesional (Radio Nacional de España, Canal Sur Radio, Estadio Deportivo y Sports.com). Es experto en Periodismo Deportivo y actualmente trabaja como Asesor de Calidad e Innovación Periodística en el diario Marca. Imparte docencia en la Universidad de Sevilla y en el Máster de Innovación en Periodismo.

Cada vez es más evidente el cambio de paradigma en el nuevo paisaje mediático: de un casi exclusivo periodismo de medios hemos pasado a la eclosión de un periodismo de marcas personales. En un escenario en plena transformación postindustrial, marcado por la confluencia de los continuos avances tecnológicos, la crisis del modelo de negocio periodístico tradicional y los nuevos hábitos de consumo de una audiencia más participativa, el periodista hoy encuentra en las nuevas plataformas digitales la posibilidad de forjar y consolidar su propia marca profesional, una identidad ligada a una serie de atributos como experiencia, solvencia, cualificación, calidad, especialización y credibilidad, con la que crear comunidad y abrirse paso en el mercado laboral.

Esta identidad es, sobre todo, digital porque se proyecta a través de las redes sociales (sobre todo Twitter) y de los blogs o webs personales, que constituyen en muchos casos el origen de muchos de los nuevos emprendimientos y proyectos lanzados por periodistas en los últimos años. Censos como el de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) recogen la existencia de más de 450 nuevos medios en España desde 2008, de los cuales unos 70 están especializados en contenidos deportivos; mientras que el Observatorio de Nuevos Medios, que lidera la profesora Marga Cabrera, consigna la creación de más de un millar en el cómputo del mundo de habla hispana.

El proceso que conlleva la forja de la marca periodística personal suele ser de largo recorrido y tiene importantes implicaciones en la conformación del actual sistema mediático. Por una parte, los blogs o sitios personales, cada vez más profesionalizados, se han convertido en espacios clave para que el periodista adquiera visibilidad, diferenciación y reputación, dando a conocer sus capacidades y compartiendo conocimientos especializados en una materia determinada. De esta forma, los periodistas blogueros suelen crear a su alrededor una nutrida base de seguidores y se erigen como verdaderos prescriptores de opiniones y tendencias que luego acaban proyectándose en las redes sociales.

Por otra parte, la marca periodística personal se refuerza a diario en la conversación social, allí donde el profesional no se limita a actuar como mero observador de la actualidad, sino más bien como fuente experta cuyas publicaciones trascienden, y también como moderador, siempre en contacto directo con un público con el que estrecha vínculos, al que orienta, escucha y responde, y con el que llega incluso a compartir afinidades.

Hay marcas personales que, de hecho, son determinantes y ejercen una gran influencia en ámbitos como la moda, la fotografía y, sobre todo, el deporte, donde actualmente son tendencia. Son muchos los ejemplos de periodistas deportivos de larga y reconocida trayectoria profesional y con una comunidad de usuarios detrás que han sido capaces de aprovechar su notoriedad para emprender y poner en marcha sus propios medios de comunicación, creando a su alrededor equipos de colaboradores y nuevos modelos de negocio.

Uno de esos nuevos medios unipersonales es Martí Perarnau Magazine, web polideportiva que lleva el nombre del periodista y que nació en 2012 con vistas a la cobertura de los Juegos Olímpicos de Londres. Tras unos inicios más modestos, la web creció hasta financiarse a través de un club de unos 600 socios a quienes ofrece contenidos premium, como la revista exclusiva Club Perarnau. Este mismo año Perarnau decidió reorientar su proyecto a una web de divulgación del deporte al tiempo que la revista pasó a denominarse The Tactical Room.

image alt text

image alt text

Otro caso representativo es el de Axel Torres, comentarista y analista de fútbol internacional que ha colaborado en diferentes cadenas de radio y televisión españolas y que actualmente compagina su trabajo como presentador de dos programas en la cadena de televisión de pago beIN Sports España con el de promotor y adalid de marcadorint.com, un proyecto que nace en 2012 a raíz de un programa homónimo en Radio Marca que engloba tanto una web con una app con contenidos premium y cuenta con la participación de seis socios.

La marca periodística personal se cotiza al alza en el periodismo deportivo hasta tal punto que se reproducen los ejemplos, dentro y fuera de España, de cómo esta no solo lleva a la creación de nuevos medios sino que incluso va más allá y se sobrepone a ello creando productos o contenidos con sello propio que luego son adquiridos por otras empresas periodísticas.

El Enganche no solo fue un medio innovador, que no encontró a su público y dejó de existir, sino una idea, una forma de hacer, que ha tenido continuidad en otros soportes (El Enganche Radio, programa que se escucha en radio digital) y medios (SoyFutbol, serie de reportajes emitidos este año en Movistar Plus en México), siempre a cargo del mismo periodista, José David López, que se rodeó para ello de sendos equipos de colaboradores.

image alt text

También en Estados Unidos periodistas estrella han creado su medio o su sitio digital al margen de los grandes medios o como espacio diferenciado dentro de ellos. La popularidad de la marca personal es en estos casos determinante para captar anunciantes y tejer modelos de negocio autosuficientes para poder emprender. Ahí están, los nombres de Nate Silver, que lanza en 2014 Five Thirty Eight dentro de ESPN, sitio de periodismo de datos, no solo deporte; Adrian Wojnarowski, el gran referente periodístico de la NBA, con un sitio vertical basado en exclusivas y podcasts dentro de Yahoo Sports; Peter King, autor de MMQB, sitio vertical de fútbol americano en Sports Illustrated y, sobre todo, Bill Simmons.

image alt text

Simmons, que cuenta con su propio grupo mediático (Bill Simmons Media Group), creó Grantland en 2011 dentro del conglomerado ESPN, donde llegó a ser su periodista más popular. Fue un sitio vanguardista, de periodismo de autor, nuevas narrativas e hibridación temática ligado a la cultura pop. Simmons, sin embargo, fue despedido y poco después, en octubre de 2015, Grantland se cerró. En 2016 Simmons puso en funcionamiento The Ringer, un sitio al que ha trasladado su idea de periodismo distributivo multiplataforma, con una red de podcast que es su principal fuente de ingresos (arroja una media de cinco millones de descargas al mes) y donde ha seguido rodeándose de antiguos colegas de ESPN. Quien fuera bloguero adelantado a su tiempo allá por 1990 sigue desarrollando su marca personal. Cuenta con más 5,2 millones de seguidores en Twitter.

image alt text