La renovación digital del relato informativo sonoro: el auge del podcast narrativo

Firma invitada:
Firma invitada:


Catedrático en la Facultad de Comunicación y Artes de la Universidad Nebrija.

Los podcasts narrativos de no ficción se han consolidado en 2021 como un género imprescindible en la oferta de productoras y plataformas de audio digital no sólo por el atractivo de sus argumentos e historias, sino porque renuevan las formas de contar el relato informativo y aportan credibilidad y prestigio a las redes que los distribuyen. En este artículo analizamos cómo el nuevo entorno de producción y consumo digital está favoreciendo la proliferación de un formato que recupera elementos expresivos menos empleados en la radio informativa al tiempo que exprime las ventajas creativas y la relación de intimidad con el oyente propias del audio bajo demanda.

Amazon Prime Vídeo encabezó en 2021 el listado de plataformas audiovisuales de streaming con más producciones españolas estrenadas (un total de 25) por delante de Netflix (23), Movistar+ (17), Atresplayer (15) y RTVE Play (12); lo constata un informe de la consultora GECA TV donde llama la atención un dato revelador: pese al dominio de series y películas –contenidos de referencia en estas ventanas–, casi la mitad (51) de esos 105 nuevos trabajos pertenecen a la categoría de no-ficción, es decir, realities, concursos y, sobre todo, documentales en torno a diferentes temáticas.

El repertorio de títulos de este género ha ido creciendo en las últimas temporadas en calidad, diversidad y profundidad, y por eso en los balances de fin de año ya proliferan los listados para recomendar los más destacados. Esta vez ha habido coincidencia al señalar, entre otros, Lucía en la telaraña y Ruiz-Mateos, el primer fenómeno viral en RTVE Play; Dolores. La verdad sobre el caso Wanninkhof en HBO-Max; Nevenka en Netflix; Caso Urquijo, en Atresplayer Premium y Palomares. Días de playa y plutonio en Movistar+. La realidad política, económica, judicial, deportiva o de crímenes y sucesos brinda argumentos tan sugerentes como los de la ficción para enriquecer los catálogos de las OTTs de video y audio, cuyas aproximaciones al periodismo desde diferentes formatos y narrativas resultan cada vez más relevantes y atractivas.

La renovación de la dieta informativa de consumo

De hecho, y aunque los medios tradicionales siguen marcando la agenda informativa y suministran las noticias que circulan por canales convencionales y digitales, los nuevos hábitos de consumo mediático revelan una progresiva pérdida de su alcance; como destaca Borja Ventura en Yokorobu a partir del informe anual del Reuters Institute de 2021, en España solo un tercio de los espectadores ven las noticias al menos tres veces por semana (en Antena 3), un 8% las escucha (en la SER) y apenas un 6% las lee (en El País, que dobla la cifra en formato digital). Los porcentajes corresponden a la primera opción de cada formato:

Los efectos de la convergencia y el cambio de paradigma en el acceso a la información y el entretenimiento se constatan con creciente incidencia a escala global. La principal consecuencia es el progresivo distanciamiento entre las generaciones analógicas (Gen X: 41-56 años y Boomers: 57-65 años), que siguen prestando atención preferente a la prensa, la radio y la televisión; y las digitales (Millennials: 25-40 y Gen Z: 18-24), cuya dieta se abastece prioritariamente con contenidos suministrados vía online: canales y plataformas de streaming, redes sociales, videojuegos y audio bajo demanda.

Según el informe US media consumption habits in 2021 publicado en septiembre, un 45% de los jóvenes-adultos (25-40 años) de EEUU escuchan podcasts al menos una vez a la semana. La curva de audiencia en aquel país de la radio, que todavía domina el mercado sonoro, cayó del 42% en 2019 al 36% en 2021, y su penetración en el público menor de 45 años apenas llega al 20% (frente al 57% entre oyentes mayores de 65). En el mismo periodo los players digitales no solo han visto crecer sus cuotas de audiencia, sino también –y sobre todo– el tiempo de permanencia: nada menos que un 25% en el caso de Spotify, cuyos usuarios la utilizan de media más de 4,2 horas por semana.

De forma más específica, la escucha de audio hablado (radio, podcast y audiolibros) ha aumentado un 40% en los últimos siete años –un 8% por año entre 2014 y 2021–, y la proporción de tiempo dedicado a contenidos de palabra ya alcanza en EEUU el 28% del tiempo de consumo de audio. Según The Spoken Word Audio Report, elaborado por NPR y Edison Research, en ese mismo ciclo la atención hacia los podcasts casi se ha triplicado (del 8 al 22%), mientras la de la radio, que antes superaba las dos terceras partes (79%), ahora no llega a la mitad (48%).

El audio digital de palabra está ganando presencia en la dieta de escucha y también una mayor atención por parte de los medios periodísticos, cuyos ejecutivos –según las tendencias y predicciones para 2022 del Reuters Institute– destinarán más recursos a los podcasts (80%) y a los boletines informativos (70%) porque han demostrado su eficacia para aumentar la fidelidad y generar suscriptores. El periodismo se expande a través de ventanas inéditas y el lenguaje sonoro contribuye a que esa ramificación adquiera renovadas plasmaciones y texturas.

Las nuevas hechuras del periodismo digital sonoro

«Somos seres narrativos que sin historias nos morimos, seres construidos a partir de historias que hemos escuchado, visto y leído», razona Mª Jesús Espinosa de los Monteros para resaltar la vigencia de los relatos pese a la frenética evolución de las gramáticas y formatos que los modelan en plena era de la conectividad, la ubicuidad y la interactividad. «La narración es, de por sí, la forma más artesanal de comunicación», defendía en 1936 Walter Benjamin en un ensayo que cuestiona la capacidad de la información para transmitir la actualidad de forma eficiente debido a su obsesión por la novedad y la verificabilidad.

A tales condicionantes se añaden los instrumentales y tecnológicos: al utilizar el telégrafo a principios del S. XIX, los periodistas escribían el recuento de los hechos en párrafos que atendían a una jerarquía de importancia y no según el orden en que ocurrieron. Aquel esquema de la ‘pirámide invertida’ se trasladó más tarde a la información en radio y televisión y después a los medios online, y su estandarización, apoyada en una supuesta objetividad hoy cuestionada, se revela incompatible con los hábitos y expectativas de la audiencia digital: «Ya desde los blogs se veía el surgimiento de narrativas más contextualizadas que las de las noticias construidas mediante los géneros clásicos. Pero algunos medios aún no saben cómo desarrollar esquemas narrativos en los que sientas que te están contando la historia, no que te la están “informando” a partir del qué, quién, cómo, cuándo y dónde», advierte en este podcast el analista de medios Mauricio Cabrera.

Sobre semejante contexto germina el podcast narrativo, que entronca con los grandes reportajes y documentales del medio hertziano e intenta replicar a su perseguida instantaneidad desde estructuras y recursos (ambientes, planos, músicas, efectos…) al servicio del poso y la serenidad: «Permite explicar vidas y situaciones, abordar casos irresueltos, mostrar lo desconocido, ofrecer nuevos enfoques a cuestiones ya tratadas, profundizar en hechos pasados o explicar las consecuencias de lo sucedido. A nivel narrativo se trata de un género maleable que explora el lenguaje sonoro y se nutre de elementos próximos a la dramaturgia ficcional», precisan los profesores María Gutiérrez y Toni Sellas y el creador y director de audio de Vocento José Ángel Esteban.

La eclosión del podcast narrativo en España

Fue precisamente Esteban quien, junto al periodista Carles Porta, dirigió el primer podcast narrativo en España, Le llamaban padre, producido por Podium Podcast en 2016 y merecedor de una mención especial en los premios de Periodismo Ortega y Gasset en 2017; cada uno de sus siete episodios se complementa con un didáctico ‘así se hizo’ en exclusiva en Apple Podcast, plataforma que categoriza esta producción bajo la etiqueta ‘Periodismo de investigación y nuevas narrativas’.

Se trata seguramente de la variante de podcast periodístico con mayor recorrido en nuestro país, con títulos cuya innovación expresiva ha encumbrado sus aportaciones informativas: V, las cloacas del Estado (Podium Podcast), Tor, tretze cases y tres morts (Catalunya Ràdio), Las tres muertes de mi padre (Cuonda), De eso no se habla, Volver (Podium Podcast), Master (eldiario.es), XRey (Spotify) o El Desafío: ETA (Audible), muestra en el último caso del cada vez más explorado potencial del podcast para la expansión transmedia de series de no-ficción ya expuesto en este blog.

Las producciones de 2021 han reforzado el alcance del podcast narrativo como complemento –a veces incluso alternativa– informativa frente a la radio, cuyas rutinas y limitaciones de antena apenas conceden espacio a tratamientos similares en fondo y forma. Sucedió con El Rey del Cachopo (Osmos Global para Spotify), una completa ¡y compleja! biografía de diez episodios sobre César Román, acusado de matar a su novia; fue estrenada en abril para hacer coincidir sus últimos capítulos con el juicio celebrado en junio, cuya sentencia sería relatada al día siguiente en un epílogo final.

Algo parecido ocurre con Las dos muertes de Javier Ardines, en el que 15 periodistas de los diarios de Vocento El Comercio y El Correo revelan aspectos desconocidos del asesinato en 2018 de un concejal en la localidad asturiana de Llanes, y donde el rugido de su accidente geológico más conocido –Los Bufones de Pría– cobra un protagonismo tan inesperado como hipnótico. «Nosotros contamos historias además de hacer noticias, y la transformación de los datos en narrativas de no ficción prueba el caudal de la prensa regional para el periodismo sonoro», expone su director, José Ángel Esteban. El mismo acontecimiento inspira La emboscada. Caso Ardines, serie de seis capítulos coproducida por el ente público audiovisual de Asturias (RTPA) y Onda Cero cuya narración ­­–en la voz del periodista Javier Cancho– se construye a partir de los testimonios en el juicio, que había sido el punto de llegada en Las dos muertes.

Sendas investigaciones periodísticas de gran calado dan continuidad a Los Papeles (TrueStory para El País) y GAL: El Triángulo (El Cañonazo y The Facto para Podimo). Álvaro de Cózar y Antonio Rubio concentran en 5 y 8 episodios, respectivamente, los hallazgos de meses y años de trabajo: «En este podcast he abierto cajas que llevaban mucho tiempo cerradas, he desempolvado muchas cintas, he revelado nuevos datos y he hallado algunas respuestas que nunca he dejado de buscar con el objetivo de llegar a la verdad, la verdad periodística», confiesa Rubio en el último episodio –‘La próxima vez miraré dentro del armario’–. «La ventaja del audio es que permite contar películas sin imagen, recrear escenas y cautivar al oyente mientras se pone orden en el relato, a menudo fragmentado, de la actualidad», concluyen De Cózar y la guionista Inés Vila.


De Cózar dirige también la segunda parte de XRey, el podcast narrativo sobre Juan Carlos I que se convirtió en la revelación de 2020. Producido por The Story Lab (Toni Garrido) para Spotify, y con el apoyo en el guion de Eva Lamarca, XRey II descubre la vida del monarca Felipe VI combinando datos y testimonios con recreaciones y evocaciones que permiten conocer mejor al personaje y a su circunstancia: qué inspirador resulta el comienzo astral del episodio 1, ‘Recuerda que no eres normal’.

A estos y otros títulos de 2021 –Hierba (The Story Lab), In Situ (Podium Podcast), La historia es ayer (El Extraordinario)…– se seguirán sumando este año nuevos podcasts narrativos porque, más allá de su valor periodístico y creativo, se han convertido en estratégicos para las plataformas; como admite Javier Celaya (Podimo), «son historias de largo recorrido cuya inversión será difícil recuperar, pero debemos tenerlas porque nos aportan credibilidad y reconocimiento editorial al acoger no solo contenidos comerciales, sino también productos que merecen ser escuchados y pagar por ellos».


Catedrático en la Facultad de Comunicación y Artes de la Universidad Nebrija

Entradas recientes

El Máster en Innovación en Periodismo cumple 10 años

Jose A. García Avilés

Seis libros sobre innovación y periodismo para estas vacaciones

Jose A. García Avilés

Web3 y metaverso, ¿la revolución definitiva para el periodismo y los medios?

Esther Paniagua

Los canales de 24 horas de noticias en el ecosistema mediático actual. El caso de CNN

Jose A. García Avilés

Del churnalism a la obsesión por el churn: la fidelidad como reto del periodismo bajo suscripción

Cristian R. Marín

Una investigación sobre la situación de la reproducción asistida en Europa gana el II Premio Vicente Verdú de Periodismo e Innovación

Miguel Carvajal

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.