“La guerra TikTokeada”. ¿Qué funciones comunicativas tienen los vídeos en TikTok?

Un impactante documento al inicio de la invasión rusa de Ucrania es este vídeo de TikTok del 24 de febrero de 2022 que muestra imágenes de una lluvia de misiles sobre Kiev. El vídeo, que ha alcanzado más de doce millones de “me gusta”, fue publicado por un usuario según la estética de TikTok: entrecortado, descontextualizado y con la canción “Little Dark Age” del grupo de indie-pop MGMT, cuya letra se convirtió en una especie de meme sonoro en la plataforma. TikTok ha calado en la conciencia colectiva, documentando los ataques del ejército ruso y cómo los ucranianos sufren la guerra. En este artículo analizamos las distintas funciones comunicativas de los vídeos sobre la invasión de Ucrania, denominada la “primera guerra en TikTok”.

Conforme se intensifica la guerra en Ucrania, millones de personas recurren a TikTok para informarse en tiempo real de lo que está ocurriendo, por lo que la plataforma se ha convertido en una vía de difusión masiva de noticias sobre la invasión rusa. Muchos ucranianos que se esconden en refugios antibombas, se organizan para defender su ciudad o huyen de sus casas, comparten sus historias en TikTok, mientras que la desinformación también se ha difundido en incontables ocasiones mediante este canal. Como explican los investigadores Nadia Alonso y Pavel Sidorenko, “TikTok es una red-tendencia caracterizada por el uso del vídeo vertical, la rapidez de consumo y los contenidos breves, espontáneos y fáciles de generar, siendo relevante aquello que se cuenta y también la forma en que se cuenta. Impera la narrativa entretenida y fresca”.

La emisión de la guerra de Ucrania a través de TikTok potencia el impacto con la narrativa propia de esta plataforma, más allá de los retos, los bailes virales y los contenidos frívolos. La plataforma más popular entre los usuarios jóvenes cada vez más se vuelca en la actualidad. Los usuarios graban tanques que se cruzan por su camino o aviones que sobrevuelan las zonas fronterizas entre ambos países. Así, TikTok puede considerarse una “zona de combate” para la Generación Z que por primera vez vive una guerra retransmitida en directo.

Funciones comunicativas de TikTok en la cobertura de la guerra

A partir del análisis de una selección de videos publicados en TikTok sobre la guerra de Ucrania entre el 24 de febrero y el 30 de julio de 2022, distinguimos diez funciones comunicativas: documental, expresiva, de acompañamiento, narradora, informativa, didáctica, promocional, propagandística, desinformativa y activista. Estas funciones configuran las finalidades con las que los usuarios emplean TikTok.

Función documental

Los TikToks de numerosos usuarios ucranianos que narran cómo cambió su vida de un plumazo o tuvieron que preparar sus casas ante los bombardeos, ofrecen un valioso retrato de lo cotidiano y lo insólito de esta guerra. Al inicio de la invasión, la ucraniana Alina Volik, bloguera de viajes, contó cómo escapaba de la zona de combate junto a su familia. Marta Vasyuta  también informó sobre la situación en territorio ucraniano. Kristina Korban retrató la realidad de Kiev mientras compraba víveres e interactuaba con sus familiares. En sus vídeos muestra la destrucción de la ciudad y se pregunta por qué viven ahora bajo tierra mientras su madre cocina sobre el suelo.

La documentación a través de las redes sociales es efímera, pero el usuario puede crear una experiencia inmediata sobre cualquier situación: una mujer da a luz refugiada en una estación de metro de Kiev; en otro lugar del metro, las familias se apiñan con sus mascotas; un ucraniano se despide de su familia entre lágrimas; un británico se graba haciendo la maleta para ir a Ucrania a rescatar a su mujer y su hijo. Todas estas escenas documentan episodios singulares de la guerra.

Función expresiva

El interés primordial del acto comunicativo se centra en el emisor, que transmite sus propias emociones o sencillamente “se expresa a sí mismo”. Tiktok permite que el usuario dé rienda suelta al odio, ira, miedo, enfado… y opine sobre lo que sucede. Por ejemplo, Alejandro Posharsky realiza transmisiones desde su cuenta y además de aparecer en cámara, sus vídeos muestran las calles frente a su casa en Odessa. Sus vídeos captan cómo vive con otros ucranianos, algunos invadidos por el miedo y otros que se distraen al interactuar con gente de otros lugares. TikTok también ha servido hasta prueba de vida, como en el caso viral del soldado ucraniano que baila en TikTok para demostrar a su hija que está a salvo. Se trata de Anatoly Stefan, que saltó a la popularidad por sus videos bailando, en los que también muestra la situación del ejército de ese país.

Función de acompañamiento

Algunos usuarios como Diana SolovjovaRozaa Blac o Yevhenii Ivasshchenko  ante el peligro ante eventuales ataques, se hacen compañía mediante sus transmisiones en directo. Jul Zaluznik se halla junto a su perro frente a la cámara y una amiga, leyendo los comentarios de los demás usuarios. En otra parte, un joven sujeta desde una ventana un gran altavoz del que sale música a todo volumen. “Si muero, que sea bailando”, dice. Otros se graban bailando en el baño mientras hacen las maletas o cuelgan memes sobre el nivel de estrés que les provoca tener a Rusia como vecino. Se graban sin hacer nada, simplemente en busca de compañía. Si aparecen todos los días en directo significa que siguen vivos.

Función narradora

Muchos jóvenes ucranianos le cuentan al mundo su día a día bajo la invasión con los propios códigos del canal, como usar el #POV (punto de vista). Xenasolo es conocida en TikTok porque además de los videos informativos que sube a diario a su cuenta, realiza largas transmisiones desde Crimea en las que responde las dudas de sus espectadores. Más de 2.000 personas al día hablan con ella.

En sus vídeos, Valeria Shashenok, Valerisssh, ucraniana de 20 años, afronta la situación con entereza e incluso bromea asegurando que Vladímir Putin está “reformando” su ciudad. Valerisssh  vive con sus padres en un refugio de Chernihiv, sitiada por las fuerzas rusas, rodeada de edificios arrasados, sirenas antiaéreas y largas horas en el búnker. Pero sus vídeos de alguna manera le permiten superar las dificultades. Así describe un día típico: “Desayuno bomba en un refugio antibombas, compruebo cómo se siente el perro, ser feliz por salir afuera, entender que la gente vivirá sin ventanas. Gracias, Putin. Adelgazo porque Rusia me pone nerviosa. Fantástico…”. Sus TikToks han alcanzado ya un millón seguidores, testigos de su evacuación del país. “Ha sido el peor viaje de mi vida, gracias, Putin”, apostilla.

Función informativa

Numerosos medios han cubierto la guerra en TikTok. Una joven periodista de El Mundo ha elaborado vídeos que han alcanzado decenas de miles de visionados. En la cadena estadounidense CBS, la presentadora Norah O’Donnell publicó un vídeo en TikTok donde afirmó: “la guerra en Ucrania ha empezado”. Y describía las coberturas de otros periodistas sobre el terreno. Medios internacionales como Vice World News y Sky News publican regularmente en Tiktok y han incrementado sus seguidores a raíz de su cobertura.

Tiktokers como Aaron Parnas se han convertido en influyentes por sus noticias sobre Ucrania. La noche de la invasión rusa, Parnas organizó transmisiones en directo en TikTok que atrajeron a más de 800.000 seguidores. Desde entonces publica a diario vídeos desglosando la información sobre la guerra cada 45 minutos desde las 9 a las 22 horas. Según Parnas, recaba lo sucedido directamente de fuentes acreditadas en el país.

Función didáctica

No faltan los TikToks desde una perspectiva didáctica para educar, contrastar diferentes puntos de vista, y aportar nuevos elementos: “Cómo hacer un cóctel molotov” y “Cómo conducir vehículos militares rusos abandonados o capturados”. El ministerio de defensa ucraniano publicó la campaña “Destrúyelos con fuego” que incluía vídeos sobre cómo hacer bombas incendiarias y en qué partes del carro de combate enemigo debían impactar. La influencer ucraniana especializada en viajes Elena Mandziuk subió un vídeo donde mostraba cómo hacer cócteles molotov. Si bien fue muy criticada por realizar vídeos como ése, su caso abrió el debate sobre la responsabilidad que tienen los creadores de contenido y cómo pueden influir en la guerra.

Función promocional

Algunos influencers con millones de seguidores hacen campaña a favor de Ucrania. El 10 de marzo de 2022, la Casa Blanca mantuvo una reunión con 30 tiktokers para “combatir” la desinformación promovida en esa plataforma y lo que Estados Unidos denomina “las mentiras del Kremlin”. Los asistentes fueron seleccionados mediante el grupo “Gen-Z for Change” en TikTok. En la reunión vía Zoom participaron Aidan Kohn-Murphy (fundador del grupo), Khalil GreeneEllie ZeilerAaron ParnasMarcus DiPaola, entre otros.

La cultura de TikTok beneficia a los creadores individuales y a las ‘celebridades’ aunque sean susceptibles de compartir contenidos falsos o manipulados. Algunos TikTokers, como una modelo que se subió a un tanque, han usado la guerra para frivolizar. ¿Es lícito lograr seguidores utilizando el drama de la guerra? Si bien muchos de estos jóvenes lo hacen como una forma de comunicación abierta, sin la intención de monetizar su contenido, a otros se les ha criticado por subir vídeos superficiales para aprovecharse de la situación.

Función propagandística

El presidente ucraniano Volodymyr Zelensky apeló en abril de 2022 a los TikTokers como colectivo que podría contribuir al final de la guerra. El propio Zelensky ha cautivado al mundo con sus selfies grabados en la calle, como un hombre común que se enfrenta a un gran enemigo, David contra Goliat. En febrero usó este formato para desmentir los rumores de que había huido del país. En ocasiones, los usuarios usan TikTok para aumentar la moral nacional. Numerosos vídeos difunden historias de coraje: heroicos ucranianos deteniendo tanques con sus cuerposcantando el himno nacional frente a los tanques invasores y defendiendo pueblos enteros del ataque de las tropas rusas.

Función desinformativa

Los usuarios de TikTok están expuestos a la desinformación sobre la guerra en Ucrania a los 40 minutos de registrarse, según un informe. El estudio, publicado por el grupo de verificación NewsGuard, descubrió que los usuarios que buscaban información sobre el conflicto, “recibían sugerencias de múltiples vídeos que contenían desinformación en sus 20 primeros resultados”. El experimento fue realizado por seis expertos de NewsGuard en Suiza, Alemania, Italia, Reino Unido y Estados Unidos, que analizaron la página “Para ti” de TikTok y los vídeos relacionados con Rusia y Ucrania.

Diversas características de TikTok lo hacen susceptible a la desinformación, según el informe TikTok, the War on Ukraine, and 10 Features that Make the App Vulnerable to Misinformation. El informe subraya que la plataforma permite reapropiarse de los materiales, vídeos y clips de audio sin atribuir su origen, lo que dificulta su verificación, por lo que resulta difícil -incluso para periodistas experimentados- discernir la verdad del rumor, la parodia y la fabricación. El algoritmo facilita consumir un vídeo y pasar al siguiente sin cuestionar su procedencia. Como señala un usuario de TikTok, “estoy viendo bebidas para la sed, seguidas de imágenes de crímenes de mujeres y luego un anuncio de crema hidratante, todo ello con 30 segundos de diferencia”.

Función activista

TikTok se emplea para reclutar combatientes, recaudar fondos, organizar acciones, difundir propaganda y  recopilar datos sobre los conflictos. También para difundir las protestas contra la invasión de Ucrania que han tenido lugar en Rusia, cubiertas por ciudadanos anónimos.

Los videos activistas, producciones originales basadas en materiales adaptados a la situación de guerra, plantean un dilema ético en la relación entre periodismo y ciberactivismo. El denominado WarTok cobra todo su sentido. Chicos que hace unos días lucían músculo en el gimnasio ahora van uniformados y cargan un fusil avanzando con hip-hop de fondo. Otros bailan el moonwalk desde el frente o saltan al ritmo deSmells like teen spiritjunto a sus compañeros. Por otro lado, diversas organizaciones de derechos humanos, Amnistía Internacional y las autoridades ucranianas están usando TikTok para documentar la brutalidad de la violencia del ejército ruso y aportar pruebas sobre los crímenes de guerra.

En TikTok, el usuario es el mensaje

Cabe concluir que en TikTok el “usuario es el mensaje” sobre la guerra de Ucrania y conforma el relato que comparte. Los vídeos emplean un lenguaje fresco que representa a toda una generación de jóvenes afectados por la conmoción que genera una guerra de estas dimensiones (muerte, destrucción, separación de familias, sufrimiento…). En la batalla por los corazones y las mentes de la opinión pública mundial, TikTok se ha convertido en un fenómeno imprescindible para estudiar el desarrollo de la invasión de Ucrania en la Sociedad Red del siglo XXI.

Entradas recientes

Cómo usar la Inteligencia Artificial para optimizar el negocio de los medios de comunicación

Jose María Valero

¿Crees que puedes escapar de la desinformación? Llegan los escapes rooms de alfabetización mediática

Alba García Ortega

Cultura organizacional e innovación: cómo abordar la resistencia al cambio en las redacciones

Miguel Carvajal

Twitch y la expansión del periodismo deportivo ante el Mundial de Qatar

José Luis Rojas

“La guerra TikTokeada”. ¿Qué funciones comunicativas tienen los vídeos en TikTok?

Jose A. García Avilés

Diez estrategias para conectar con los jóvenes (2ª parte)

Jose A. García Avilés

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.