Por

La revolución del video online: implicaciones para el periodismo

El término televisión conectada (TVC) hace referencia a la conexión de una televisión con internet y, por lo tanto, a todas las opciones que la red ofrece. En España, se ha apreciado una subida del uso habitual de la TVC respecto a años anteriores, según el II Estudio Anual IAB Spain TV Conectada y video online. Los contenidos audiovisuales que se consumen a través de este sistema son principalmente cine y series de televisión extranjeras, pero también informativos y televisión a la carta.

De esta manera, la televisión tradicional pierde peso, entre otras cosas porque la TVC permite volver a ver los programas en horario personalizado. A través de esta opción, YouTube se ha convertido en la plataforma preferida por los usuarios para consumir internet desde sus receptores por su popularidad y porque, además, es gratuito. Un estudio realizado en Norteamérica indica que los internautas de aquel país prefieren los sitios que ofrecen contenido de vídeo generado por los usuarios (36%), seguidos por los de las cadenas de televisión (33%), buscadores (32%) y redes sociales (28%). Mientras que, en España, un informe de la consultora Equmedia indica que, en abril de 2012, ninguno de los cinco sitios líderes en visionado de vídeo pertenecía a una cadena de televisión, siendo los más populares los que forman parte del grupo Google, con YouTube a la cabeza, con más de 21 millones de usuarios únicos mensuales.

En el terreno periodístico, el informe del Reuters Institute destaca el predominio de la TVC para la difusión de la información e indica que se opta por la transmisión vía online, a través de las redes sociales y otras plataformas como los blogs. El estudio de Reuters también señala que algunos medios tradicionales están ganando nuevos ingresos por publicidad y aumentando su audiencia a través de la salida de sus videos en diferentes sitios web. Son conscientes de que el público más joven utiliza las aplicaciones web para obtener la información al instante y también para opinar, por ejemplo, a través de Facebook, Twitter o plataformas como Buzzfeed, especializada en seguir todo el contenido viral para Facebook. Por lo tanto, si desean alcanzar a los Millennials, los medios deben ofrecer contenido al instante, en formato audiovisual, con un aspecto atractivo y potencialmente viral.

La revolución del vídeo online abre, por tanto, una nueva era para las noticias en vídeo que compiten con el resto de soportes para disputarse las horas del día y así, el consumidor cuenta con una gama informativa que desborda su tiempo libre. En cuanto a la elección de las plataformas, no es única. Tanto en Reino Unido, como en Alemania y España, los devoradores de información prefieren combinar diferentes medios: la radio por la mañana, la televisión a mediodía y, por la tarde, se opta por el acceso con los móviles y tabletas a sitios web de información o redes sociales.

Estos recientes informes sobre consumo informativo apuntan a que la inclusión del video en la noticia se ha vuelto esencial, de manera que se intenta, además de dar una mejor información y atraer nuevos usuarios, interactuar con la “generación YouTube”. Con la popularización del consumo en las tabletas y móviles, las noticias deben presentar un determinado formato y adaptarse a cada dispositivo. No hay que olvidar que la tecnología juega un papel vital, al igual que la calidad de los videos. Los contenidos deben estar pensados para ser consumidos desde en un smartphone, una phablet, una tablet, una pantalla de ordenador o en una televisión conectada, tal y como recomiendan los expertos en las Jornadas Internacionales de Innovación en Periodismo sobre Mobile First.