Por

Belén Torregrosa: "El storytelling es el pegamento de un proyecto"

“La gente olvidará lo que dijiste, también olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir”. Esta frase de la escritora Maya Angelou parece reflejar la esencia del storytelling. Según Belén Torregrosa, experta en creatividad y storytelling, el arte de contar historias va más allá del marketing, ya que supone una característica natural del ser humano y constituye su forma de ser. Torregrosa ha impartido un taller de storytelling en el Máster de Innovación en Periodismo.”

Pregunta. ¿Cómo se puede desarrollar un storytelling adecuado a partir de un proyecto periodístico?

Respuesta. El storytelling te puede ayudar de dos maneras: por un lado, cohesiona el proyecto que has creado con el público al que te diriges; y, por otro lado, ayuda en el tono en el que lo vas a contar. El storytelling es el pegamento. Yo entiendo que un proyecto periodístico es algo que se pone al servicio de la comunidad para resolver una ambigüedad o dar respuesta a una inquietud. Y, en ese sentido, qué mejor que una historia, que es algo que los humanos hacemos porque es esencial a nuestra naturaleza.

P. ¿Qué empresas están haciendo una buena labor de storytelling?

R. Hay compañías grandes que lo hacen muy bien. Por ejemplo, Ikea. Es una empresa que está consiguiendo emocionar con contenidos que, además, son inteligentes y tienen un toque de humor. Me gusta también el trabajo de Nike por la capacidad que tiene para identificar tendencias emergentes. Y, a nivel local, en Elche contamos con toda esta industria del calzado que está realizando una transformación importante. Algunas de ellas están cambiando la narrativa, mientras que otras siguen contando historias como, por ejemplo, Wonders, que son muy fieles a la esencia de su marca, el made in spain.

P. ¿Por qué es importante que un medio o un proyecto busque contar historias que expliquen su propia misión?

R. No creo que sea importante; creo que, simplemente, lo necesitamos. No es “haz esto porque es importante”, es “hazlo porque eres persona”. Contamos historias porque es nuestra forma de ser, y las necesitamos para vivir y, muchas veces, para sobrevivir. Defiendo mucho esta idea de las historias como algo natural. No es una estrategia de marketing, aunque ahora esté de moda; es algo que nos pertenece como personas. Nos contamos historias para hacernos reír, para consolarnos, para pasar el rato…

image alt textBelén Torregrosa durante su taller en el Máster.

P. ¿No están las audiencias saturadas de información y por eso buscan nuevas narrativas?

R. Creo profundamente que la sociedad está cansada. Hay un filósofo alemán que habla de la sociedad del agotamiento. Estamos en un momento muy interesante a nivel de comunicación porque el ruido es muy grande y, por tanto, se debe reflexionar sobre qué tipo de historias nos queremos contar como sociedad y volverlas a poner en valor. Mucho de algo puede llegar a cansar. Desconozco si necesitamos nuevas narrativas. Supongo que sí, porque siempre hay una forma nueva de contar algo viejo. Pero, ante todo, me gustaría ver una mayor armonía, sobre todo, en redes sociales. Muchos días, no ocurre nada memorable que contar y no pasa nada. No deberíamos obligarnos a generar tantísima narrativa en torno a tantas cosas. Puede llegar a ser realmente agotador.

P. ¿Qué pistas recomendaría a un periodista que desee profundizar en creatividad y storytelling?

R. Más que pistas le diría que todos tenemos un lugar, una faceta, un jardín, un territorio… que nos motiva. Esto para cada persona es diferente. A mí, por ejemplo, me gusta mucho leer ensayo y el mundo de las plantas es mi principal cultivo de creatividad a nivel de historias. Entonces, más que una directriz, invitaría a cada persona a encontrar ese tipo de historias, hobbies, facetas… que le motivan.

image alt text

P. ¿Qué aconseja para que un proyecto conecte con su audiencia?

R. Que la audiencia conecte con aquello que hacemos es lo que deseamos todos los que trabajamos en esto. Si tuviera que resumirlo en pocas palabras, recomiendo poner mucho amor en lo que uno hace, porque eso lleva de la mano a la excelencia. Además, recomendaría también jugar con la doble faceta de confiar en lo que estás haciendo pero sin perder el punto crítico. Es decir, confiar en tu trabajo pero no ir de confiado.

P. ¿Y por qué se interésó por el storytelling?

R. No son cosas que eligiera; simplemente, estaban ahí. Y yo fui tirando del hilo. La creatividad me interesa mucho por una cuestión, y es que creo que nos ayuda a ser más libres. Las historias tampoco las elegí, sino que siempre han estado conmigo y me he dado cuenta de que me gusta mucho más escuchar historias que contarlas.

image alt textBelén Torregrosa en la sesión práctica de su seminario en Elche.