Ana López (periodista móvil): “Trabajar con el móvil tiene muchas ventajas. Puedo grabar y editar mi historia y no necesito pisar una redacción”

Ana López es periodista móvil (“Mojo”), una tendencia multimedia cada vez más extendida por los profesionales independientes, que emplean un smarthphone como herramienta de trabajo. Esta navarra se autodenomina “autónoma precaria” por las reticencias a su forma de trabajar, pero se considera una afortunada por poder desempeñar el periodismo a su manera. Desde su arranque profesional en 1998, ha colaborado en medios como Canal 6 Navarra o el programa deportivo semanal “Hoy Deporte” de ZTV. También ha trabajado en gabinetes de comunicación, y en periódicos digitales como Ibinews, con sede en Madrid y Nueva York. Ha impartido formación en La Escuela de Comunicación de Unidad Editorial, Atresmedia, Grupo Godó y en el Grupo la Información. Actualmente freelance, considera una ventaja poder gestionar su tiempo al desempeñar su trabajo, y se muestra una apasionada del reporterismo móvil. Afirma que un taller en la Universidad de Columbia en 2013 “le abrió los ojos” y le mostró la potencia del teléfono móvil para contar historias. Ana López sigue investigando el multimedia y ha impartido clases en el Máster en Innovación en Periodismo.

Pregunta: Teniendo en cuenta la transformación digital que han experimentado los medios, ¿cómo definiría la innovación en el periodismo?

Respuesta: Para mí la innovación es utilizar todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para contar historias de la forma más atractiva posible. Lo que queremos es llegar a la gente, a esa audiencia que se está alejando de los medios de comunicación tradicionales. Por ello, conviene utilizar las plataformas donde está ahora la audiencia (como las redes sociales), y debemos aprovechar esa innovación que nos dan.

P. Según su criterio, ¿qué medio nacional o internacional cabe destacar entre los más innovadores?

R. No sabría decir ninguno exactamente, ya que todavía tenemos que experimentar estas plataformas que he nombrado, como las redes sociales. Lo que tienen es que hoy pueden servirnos, y mañana no. Es decir, en pocos años, la tecnología puede evolucionar tan rápidamente que estas plataformas pueden desaparecer. No hace tanto tiempo teníamos los directos en Twitter vía Periscope, y ya nadie se acuerda de él. Van surgiendo cosas nuevas, y tenemos que adaptarnos. En concreto, los medios grandes que tienen mucho dinero pueden experimentar muy bien. En EE.UU, medios como The Washington Post o The New York Times tienen grandes presupuestos y grandes equipos, por lo que nos permiten conocer como se aplica la innovación a la hora de narrar historias.

Ana López: “Para una innovación eficaz no hay que tener miedo a experimentar y a equivocarnos, y de eso aprendemos al final, con el método prueba-error”

P. ¿Cómo se debe llevar a cabo la innovación en los medios para que sea realmente eficaz?

R. Ojalá tuviese esa clave; entonces no sería una “autónoma precaria”, como suelo autodenominarme. Lo que sí sé es que no hay que tener miedo a experimentar y a equivocarnos, y de eso aprendemos al final, con el método prueba-error.

P. ¿Cree que en el periodismo español se innova poco o mucho?

R. España siempre ha ido “a remolque”, no solo en periodismo, sino en todo, como por ejemplo en el ámbito del entretenimiento. Hasta que no vemos que es exitoso en otros sitios, no apostamos por “romper” aquí. Sabemos que, si se apuesta, cuesta más, y ese es el miedo que hay en España. También es verdad que en este país te señalan cuando fracasas, algo que en otros países no pasa. Se trata de ir aprendiendo.

P. Usted se presenta como periodista móvil. ¿Cuáles son las ventajas de su forma de trabajar que no es posible encontrar en el periodismo tradicional?

R. A la hora de trabajar con un móvil tenemos muchísimas ventajas. Tenemos acceso a la historia completa desde un mismo dispositivo. Yo puedo grabar y editar mi historia, y no necesito pisar una redacción, y puedo contarla desde donde está pasando. Además, como freelance, invertir en un equipo es mucho más barato. Si voy a determinados lugares, el móvil es menos invasivo, porque todo el mundo está acostumbrado a hablar, hacerse fotos o vídeos con él. Sin embargo, aparecer con una cámara grande intimida más. El hecho de poder contar mi propia historia como yo quiero, y editarla en el momento, da muchas ventajas y mucha versatilidad.

Ana López: “Hay gente reticente a utilizar la tecnología móvil por la creencia de que hace desaparecer puestos de trabajo. Hay ejemplos en España de que eso no es así”

P. ¿Todo tipo de historias son susceptibles de ser contadas con un móvil?

R. El móvil no es para todo, y tiene sus limitaciones. Por ejemplo, retransmitir un partido con un móvil no aporta nada, pero entrar a un campo de refugiados a trabajar con un móvil te permite contar una historia más íntima sin que esas personas se sientan intimidadas. Una desventaja de trabajar con el móvil, aunque está mejorando, es el zoom, aunque como yo digo, el verdadero zoom son las piernas. Te acercas al objeto y creas una conexión especial con las personas. Además, una de las cuestiones por las que la gente es más reticente a utilizar la tecnología móvil para crear contenido audiovisual, es la creencia de que hace desaparecer puestos de trabajo. Hay ejemplos en España de que eso no es así. En Canal Extremadura, se han implementado estas tecnologías y no han desaparecido puestos de trabajo.

P. La guerra por las audiencias y la lucha por la inmediatez informativa condiciona el trabajo en los medios de comunicación. ¿Cuál es la clave para acertar a la hora de contar historias audiovisuales y atraer a la audiencia, sin caer en el morbo ni el infoentretenimiento?

R. Es muy difícil. Visto lo visto, la gente va al morbo y al infoentretenimiento, y da igual si es verdad o mentira. Considero que desde los medios de comunicación hay que educar y hacer un esfuerzo mayor para acostumbrar a la audiencia a consumir información más trabajada y contrastada. Pero claro, para hacer este tipo de información necesitamos tiempo, por lo que nos peleamos con la inmediatez, que es lo que nos ha aportado la tecnología, pero es costosa. Hay que apostar más por la calidad, la veracidad y la rigurosidad que por ser el primero, lo que conlleva un riesgo muy grande de equivocación.

P. ¿Cómo pueden los periodistas innovar en su modo de trabajo como Mojo, en su manera de plantear, grabar y editar informaciones?

R. Lo primero que tienen que hacer es abrir la mente. He impartido formaciones internas dentro de algunos medios, y hay personas reticentes a utilizar el móvil como herramienta de trabajo. Uno tiene que ver las posibilidades con las que cuenta. Por ejemplo, trabajando en un informativo, puedes completar las imágenes grabadas por el compañero cámara con lo que hayas grabado con el móvil. No tiene por qué estar reñido, se pueden utilizar ambos recursos.

Ana López: “Hay que seguir sacando los bulos a la luz, combatirlos y refutarlos. Hay que decir qué es mentira y por qué con sus argumentos”

P. La creciente desinformación ante las noticias falsas y los bulos amenazan la credibilidad de los medios. ¿Cómo deben los periodistas afrontar estos problemas?

R. Hay que seguir sacando los bulos a la luz, combatirlos y refutarlos. Hay que decir qué es mentira y por qué con sus argumentos. Este problema es peligroso porque mucha gente se queda con el primer titular de bulo que le llega, por lo que hay que trabajar este tema.Hay que machacar con la verdad siempre. Cada día pasan cosas, e incluso en los chats familiares se comparten bulos como rutina, y como periodistas hay que combatirlo (aunque se entre en discusiones de redes sociales que no apetecen) y decir que es mentira. Lo tenemos dentro de nosotros y así lo debemos luchar.

P. Trabaja como periodista freelance, por lo que gestiona su propio tiempo y su trabajo. ¿Es el periodismo freelance un ideal al que se aspira para que cada profesional desempeñe su trabajo de forma autónoma?

R. Ser freelance tiene sus cosas buenas y malas. Como ya he dicho, más que freelance me considero “autónoma precaria”. Lo bueno de trabajar en un medio es tener una nómina y una seguridad mensual, pero lo bueno de ser freelance es que tú gestionas tu tiempo. Muchas veces eso es difícil, porque nunca sabes cuándo puede llegar una época de “vacas flacas”. Vas diciendo que sí a trabajos y llega un momento en el que estás desbordada, y sigues con ello a costa de tu vida personal. A las empresas les viene mejor que seamos freelance, porque se ahorran mucho dinero. Todo depende de cada uno. Lo ideal es que sea una elección y no una obligación.

P. ¿Cree que así se puede hacer un periodismo más independiente que estando vinculado a un canal de televisión?

R. Sí, pero el problema sería dónde venderlo. Yo puedo hacer mis reportajes, para venderlos o para difundirlos yo misma. Y hace falta un trabajo que pague tus facturas, y también poder contar esas historias que no sabes si te van a comprar. Como freelance llegas a un acuerdo para poder empezar tus temas, no se hace primero el tema y luego se vende. Todo viene determinado por un proceso.

P. Por último , ¿cuáles son los próximos retos que se plantea a nivel profesional?

R. Quiero seguir haciendo visible el mundo del periodismo móvil. Hacer ver a la gente que tiene calidad suficiente como para trabajar en televisión o en medios locales pequeños, y a invertir en su plataforma audiovisual sin un gran esfuerzo económico. Aspiro a llegar a contar mis propias historias, vendibles o no, pero las que yo quiero, con una seguridad económica.

Entradas recientes

Xavier Aldekoa (Revista 5W): “Nuestra función no es intentar cambiar el mundo, sino poner un punto de inicio para que el lector comience a cambiar las cosas”

Laura Sánchez Benejama

Diccionario de los modelos de negocio periodísticos (Parte I)

Cristian R. Marín

2020 ya está aquí. Apuntes sobre la situación de los medios digitales en Estados Unidos

Jose María Valero

Ana López (periodista móvil): “Trabajar con el móvil tiene muchas ventajas. Puedo grabar y editar mi historia y no necesito pisar una redacción”

Laura Sánchez Benejama

Formatos informativos audiovisuales que buscan innovar: claves para conectar con los jóvenes

Jose A. García Avilés

Los mejores libros y artículos sobre innovación en periodismo de 2019: pistas para los profesionales

Jose A. García Avilés

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.