El periodismo de datos será local(izado) (1): el caso de Reino Unido

Lo que ahora conocemos como periodismo de datos no se entiende sin el Datablog de The Guardian, un repositorio que cumple una década difundiendo visualizaciones y datasets. Y Jonathan Gray y Paul Bradshaw, dos de los grandes popes de este mundillo, trabajan en Londres y Birmingham respectivamente. No es ninguna sorpresa, por lo tanto, que el periodismo británico esté ahora en la vanguardia de uno de los grandes filones de esta especialidad: los datos locales.

Dos claves (entre otras) sobre el contexto de Reino Unido explican este desarrollo:

  1. La abundancia de datos públicos y abiertos en todas las administraciones y la predisposición legal a la solicitud de información. No hay más que echar un vistazo a su portal estatal o al de Londres, por poner dos ejemplos.

  2. El músculo de una industria mediática liderada (al parecer a veces en exceso, pero también con importantes contraprestaciones) por la BBC y sustentada por una tupida red de iniciativas regionales, locales e hiperlocales.

El caso es que se están moviendo mucho y muy bien, y hay mucho que aprender (y exportar). Estos tres casos sirven para ilustrar esta efervescencia del periodismo local de datos en Reino Unido:

The Bureau Local

Se definen como una red colaborativa de investigación periodística para contar historias que afectan a la comunidad. Brotaron en marzo de 2017, de la mano del Google’s Digital News Initiative y al abrigo del Bureau of Investigative Journalism, una asociación con una década de trayectoria. En estos dos años han publicado una decena de proyectos, ramificados en centenares de publicaciones (a menudo, mediante alianzas con medios) sobre temas sociales, económicos y políticos. Su núcleo duro lo componen seis periodistas con distintos perfiles, pero especializados en la investigación, aunque cuentan con el apoyo de profesionales de la altura de Scott Klein, editor de ProPublica, o Mar Cabra, jefa de datos del ICIJ.

Una de sus señas de identidad es la capacidad para reunir a periodistas locales con profesionales multidisciplinares (desarrolladores, diseñadores…) con el fin de llevar a cabo proyectos a medio y largo plazo. La otra, el despliegue de transparencia que realizan en cada trabajo, donde detallan el número de profesionales implicados, las historias publicadas y todas las fuentes abiertas empleadas.

Entre su decena de proyectos, me quedaría con estos cuatro:

  • Homeless, una potente investigación centrada en algo tan duro como la muerte de las personas sin hogar.

  • Domestic violence, un profundo análisis sobre los agujeros en la legislación y la inversión para luchar contra la violencia de género.

  • Local power, un proyecto de largo recorrido para vigilar y calibrar el entramado de poder de las instituciones y las empresas locales.

  • UK Elections, una serie de trabajos sobre sus procesos electorales con muchas pistas ahora que nos acercamos a la maratón de elecciones en España.

image alt text

BBC Shared Data Unit

Surge en 2017 como una de las iniciativas del Local News Partnerships, un acuerdo entre la televisión pública y medio centenar de medios locales y regionales para promover el desarrollo de la industria (una especie de compensación por ese “monopolio” de la BBC, pero al parecer generoso y bien planteado).

Además de acciones puntuales como conferencias o hackatones, esta iniciativa se asienta en dos pilares:

  1. La formación de profesionales de medios locales. Organizan cursos de 3 meses para grupos de 4 periodistas sobre limpieza, análisis y visualización de datos. Los inscritos, que deben formalizar su solicitud para que la BBC valore su idoneidad, participan al menos en una sesión de entre 2 y 8 horas cada semana con periodistas de la BBC, académicos especializados (como el nombrado Paul Bradshaw) y profesionales de todo tipo (desde ONG sobre transparencia hasta desarrolladores de Open Street Map). Está todo reservado hasta mayo de 2020.

  2. La digestión y distribución de datos disgregados geográficamente para que los medios locales y regionales sólo tengan que extraer lo que les atañe y publicarlo. Hasta el momento, han lanzado 16 proyectos, todos con las fuentes abiertas e informes con toda la información bien mascada. Es difícil escoger, pero me quedaría con estos:

    1. Thousands of miles of UK roads in poor condition. Miles de datos bien organizados sobre las calzadas en mal estado que fueron republicados por una veintena de medios.

    2. Neighbourhood police: One in seven officers axed were beat bobbies. Un análisis sobre el descenso de policías locales y sus consecuencias sobre la inseguridad ciudadana, difundido por medio centenar de medios.

    3. More takeaways on high street despite anti-obesity push. Un estudio sobre la relación entre el aumento de la venta de comida basura en la calle y la obesidad. Ha sido quizás el de mayor impacto mediático.

image alt text

The Reach Data Unit

El viejo Trinity Mirror Group, uno de los grupos de periódicos más grandes de Gran Bretaña, que publica 240 periódicos regionales y cabeceras nacionales como el Daily Mirror, tiene seguramente la unidad de datos más potente de las islas (y probablemente del continente) en el ámbito local. Con su base de operaciones en el Manchester Evening News, esta célula empezó en 2013 con dos periodistas, pero actualmente cuenta con una docena de profesionales (desarrolladores, diseñadores y periodistas).

Muy raramente desarrollan grandes y vistosos proyectos porque lo que buscan es ser útiles (y rentables) para sus redacciones. Y lo cierto es que lo consiguen, sobre todo de dos maneras:

  1. Con temas sobre todo económicos y sociales que semanalmente se abren hueco en las portadas de sus medios, no siempre con recursos como gráficos, con un efectivo sistema de disgregación de datos por localidades.

  2. Con aplicaciones (a menudo estéticamente rudimentarias, pero eficaces) para ofrecer información personalizada a sus usuarios, sobre todo, con sus códigos postales.

Todo esto lo explica a la perfección su alma mater, David Ottewell, que con frecuencia recoge algunos de sus principales trabajos en su cuenta de Medium (donde también reflexiona sobre la evolución del periodismo de datos). Una de sus premisas es conseguir que esta especialidad deje de ser “un gueto” en las redacciones y en la profesión. Sus recetas: fomentar la integración de las unidades de datos en los medios (por ejemplo, con formación) y la destrucción del mito de que todo el periodismo de datos tiene que ser un gran proyecto o acabar con una visualización.

image alt text

¿Te imaginas algo similar aquí? ¿Seis periodistas liderando una red multidisciplinar para desarrollar grandes proyectos locales, RTVE formando a una docena de periodistas al año y preparando datos para los medios regionales, y a Vocento o Prensa Ibérica con una docena de profesionales centrados en los datos? Lo primero parece más cercano y ya hay iniciativas interesantes por aquí, pero el resto probablemente sólo lo veamos cuando nos demos cuenta (periodistas, académicos, ciudadanos…) de que el periodismo de datos, por encima de todo, tendrá un enfoque local.

Próxima edición: octubre 2019

Entradas recientes

Verificadores de verificadores, la Unión Europea y Facebook: actores en la lucha contra la desinformación

Dámaso Mondéjar

Descarga el libro: La crisis del informativo televisivo. Cómo innovar en los formatos audiovisuales

Jose A. García Avilés

La Fundación Pascual Ros Aguilar ofrece una beca para un estudiante en el Máster en Innovación en Periodismo

Redacción

El diseño lúdico llega a la televisión: del 360 a la realidad aumentada

Alba Ortega

Apple News+ busca nuevos ingresos, no un futuro sostenible para el periodismo

Cristian R. Marín

Cómo va a afectar la tecnología blockchain al futuro de los medios

Jose María Valero

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.