Miquel Piris (periodista de InfoK): "Los informativos han de ser ese 'profe enrollado' que te explica los temas con pasión"

El periodista mallorquín Miquel Piris Obrador trabaja en InfoK, un informativo infantil y juvenil del Canal Super3 (CCMA). Miquel comenzó en la Radio experimental de Capdepera y fue uno de los impulsores de Ràdio Artà Municipal. Ha colaborado en El Diari de Barcelona, AvuiDiari de Balears. Con Agustín Torres realizó el documental Vies de Futur, que repasa la historia del ferrocarril en Mallorca.

Su trabajo en TV3 se inicia en los informativos de fin de semana. En octubre de 2008 se incorpora al programa de divulgación científica Què Qui Com y gana el Premio Seguridad Vial Línea Directa con el capítulo Copes, radars i mòbils. En septiembre de 2013 comienza en el informativo InfoK, del Canal Super3. En InfoK realiza la sección piriscopis y experiments, de gran éxito entre los espectadores más jóvenes. Piris ha participado en las Jornadas de Innovación en Periodismo, “La crisis del informativo televisivo. Cómo innovar en los formatos audiovisuales”.

image alt text

Pregunta: ¿Cómo surgen las ideas para el programa de divulgación científica Què Qui Com?

Respuesta: Los periodistas somos un poco como Woody Allen. En tu vida muchas veces encuentras un tema sobre el que te gustaría saber más, y a lo largo de mi vida he visto muchas ideas en las que me gustaba profundizar (leía, escribía, me llegaba información, etc.), y también encontraba sitios donde podía investigar. Pero en Què qui com discutía muchísimo con el director para conseguir que me aprobara los temas, y acabé haciéndole ver algo de lo que me di cuenta en el tercer o cuarto programa: en todos sitios hay un Què qui com. Yo ahora te miro, veo tu piercing, y detrás hay un Què qui com. A cualquier tema, cuando le pones la lupa, comienza a surgirle ciencia, cosas muy curiosas.

Para generar ideas tenía un sistema concreto: contar con un Cicerón, es decir, una persona máxima experta en el tema (porque los periodistas tenemos que tener claro antes de nada que no sabemos muchas cosas), que me lo explicara, y yo ya hacía de puente entre esos conocimientos y el público, ya que como comunicador tengo esa herramienta.

Estas personas me servían tanto al inicio, como durante, como al final del proceso, porque necesitaba su aprobación cuando el guion estaba acabado. Además, dentro del programa teníamos una serie de experimentos o demostraciones en plató que debíamos hacer nosotros. Eso surgía de nuestras ideas, pero también de reuniones que hacíamos, en las que muchas veces nos estancábamos y podíamos estar siete u ocho horas doce personas, entre becarios, investigadores, expertos, redactor, director, etc., intentando proponer modelos que sirviesen para entender una cosa. Picábamos mucha piedra.

image alt text

P: ¿Cómo se puede conectar a los jóvenes con los informativos televisivos cuando tienen todo lo que buscan en internet?

R: Nosotros con el informativo Info-K estamos mucho en internet, y somos muy próximos a la juventud actual. Hay colegios en Cataluña que tienen una asignatura donde a partir de uno de nuestros programas tratan un tema, como con Què qui com, que se utiliza en los institutos para explicar el sistema métrico decimal, la célula, geología, etc. Nos hemos convertido en una herramienta educativa, y eso para nosotros es fantástico.

Y pienso: ¿cómo le dices a un joven en estos tiempos que vea un informativo o la televisión? Porque, si yo ahora tuviese su edad, tampoco lo haría. Cuando yo era joven había tan poca cosa que, o veías la televisión, o no había nada más. Era el único medio.

Mi hijo, por ejemplo, es adicto a la PlayStation, y a veces le muestro un informativo, y su reacción es extraordinaria. Me pregunta: “¿Eso es verdad? ¿Eso ha pasado?” Creo que necesitaríamos, de alguna manera, hacerlos un poco más atractivos para que los jóvenes entrasen, hacerles entender que son buenos para ellos, que les enriquecen.

Nosotros en Info-K no tenemos problema, pero en los informativos de adultos deberíamos respetar más al espectador, no meter quince minutos solo de política. Hacer un poco de gracia, que detrás hubiese algo bueno. Lo veo mucho en el sistema educativo, debes de ser un héroe por acabar la secundaria y querer seguir estudiando, porque te lo matan todo. Y sacar a los jóvenes de este sopor es muy difícil. Cuando encuentras a un profesor que te explica los temas con pasión y se preocupa de lo que tú sientes, es cuando realmente escuchas y recibes la información. Los informativos han de ser ese “profe enrollado” que, de alguna manera, te explica los temas con pasión.

P: ¿El éxito de Info-K se basa en haber sido ese “profe enrollado” para los niños?

R: Para nosotros es primordial entender las cuestiones para poder explicarlas. En el momento en el que las entendemos nosotros, ya sabemos un poco cómo tenemos que explicarlas. Muchas veces también tenemos en cuenta las palabras que utilizamos. Preguntamos siempre a los compañeros que tienen niños más pequeños: “Escucha, ¿tus hijos entienden esta palabra?”. Y es importante incidir en los conceptos. Igual el niño no se queda con la historia y lo hace más el padre que lo está viendo. Muchos padres nos dicen: “Ostras, por fin he entendido la guerra de Irak”. Somos ese “profe enrollado” más para los padres que para los hijos.

P: ¿Cree que informativos como Info-K son necesarios para mejorar la educación en casa y la comunicación entre padres e hijos?

R: Es una herramienta educativa indiscutible, igual que la utilizan en colegios, en casa los padres también. Creo que lo que hace el programa y cómo se utiliza es muy inteligente.

Nuestro éxito hace que nos mantengamos en antena aunque los resultados después de tantos años no sean magníficos. Es un trabajo más cualitativo, de servicio público, de una televisión con vocación pública y que continúa apostando por ello, aunque los datos no sean extraordinarios. Tenemos cierto prestigio y continúan dándonos premios, pero a otros niveles no.

En el nivel familiar sí que nos considero imprescindibles. Es un lujo que un padre pueda utilizar Info-Kpara educar a su hijo, y es algo que los une de alguna manera. Muchos padres aprenden de sus hijos y los hijos de los padres viendo el programa.

P: ¿Cuál ha sido el impacto de Info-K en el terreno audiovisual catalán?

R: Los medios catalanes, y del Estado español, no entienden que hagamos un informativo para niños y niñas. Consideran que ciertos temas no hay que explicárselos, y que nosotros lo hacemos de una manera súper perjudicial.

Hablar del procés, de los “presos políticos”, que esta expresión pueda salir, o contar que hubo disturbios el 1 de octubre, eso hay gente que no lo entiende. De la misma manera, hay gente que no entiende que un etarra pueda salir en un medio de comunicación y explicarlo, como ocurrió en Salvados.

image alt text

P: ¿Cuáles son sus perspectivas sobre el futuro de los informativos?

R: Igual no debería vaticinar nada, porque yo era de los que pensaba que internet no triunfaría. Cuando comenzó iba todo muy lento, la información era pobre y la Wikipedia, muy cutre. Mi opinión es que vamos hacia el mismo objetivo que los Estados Unidos: la gente más precarizada, individuos mucho más aislados, sin sabernos agrupar y movernos para defendernos de los intereses económicos.

Nos quieren pobres, nos quieren muy pobres, porque los pobres son más fáciles de controlar. Es un control social e ideológico que hace que no podamos trabajar de la misma manera, que no puedas explicar que un político del PP es corrupto. Para tener un futuro mejor se ha de ser equidistante, por desgracia. Decir cosas de unos y otros, que todo el mundo se explique y que después, el público tome su decisión. Si le ha gustado el espectáculo, aplaudirá, y si no, no. Pero hay mucha gente que aplaude forzada, y no debes de creer todo lo que cuentan los medios de comunicación, aplaudiendo siempre. Hemos de ser críticos, no aceptar todo lo que nos llega, y contrastar también la información por nuestra parte. La palabra exacta es contrastar.

Próxima edición: octubre 2019

Entradas recientes

Muros de pago algorítmicos: el futuro de la suscripciones a medios

Cristian R. Marín

Cuatro cosas que podemos aprender del modelo de negocio de El Confidencial

Dámaso Mondéjar

Virginia Luzón, experta en nuevos formatos (UAB): "Vivimos en una burbuja informativa, al igual que en otra en la ficción, que puede resultar algo perversa"

Alba Ortega

El Mundo vs La Vanguardia: historia de una polémica mal medida en Comscore

José Manuel Rodríguez

El creciente uso de bots y la expansión de las coberturas deportivas

José Luis Rojas

El periodismo de datos será local(izado) (2): el Local Data Lab

Félix Arias

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.