Datorum: un proyecto para facilitar el acceso a los datos locales

¿Y si todos los datos se encontrasen en un mismo lugar? Sin necesidad de navegar por multitud de webs y plataformas, cada una con su propio lenguaje y método de clasificación. Esa es la pregunta a la que intenté encontrar respuesta el pasado curso del Máster en Innovación en Periodismo (MIP) de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), dedicado a crear proyectos periodísticos innovadores y útiles. Pero empecemos por el principio. 

Lo primero que aprendí en el MIP fue que algo nuevo no tiene por qué ser innovador. Que una innovación, en algo existente o no, debe atender a las necesidades de un público concreto. Pensar en ello es mucho más complicado de lo que parece. Se trata de un proceso de ensayo-error que no siempre finaliza en algo útil. Y aunque no sea una idea muy redonda, cualquier proceso supone un aprendizaje y en algún momento servirá para algo. 

Con estas ideas en mente llegó el momento de plantear proyectos. Pensar y repensar objetivos, cómo llevarlos a cabo y para quién. La observación y testeo de productos ya existentes puede ser el primer paso. ¿Qué mejoraría de este elemento desde la perspectiva del consumidor? En resumen, encontrar fallos y soluciones. 

Y en este punto entran las experiencias de cada persona: con qué elementos nos relacionamos en el ámbito personal o profesional. En mi caso, desde el grado me he enfocado en el periodismo de datos, por lo que he consumido decenas de webs gubernamentales de datos públicos. Esto se traduce en horas de búsqueda, limpieza y clasificación de muchísimas bases de datos. Un proceso laborioso, lento y largo. Así que ya tenía proyecto: intentar solucionar este problema a los periodistas.

Así nació Datorum Local, un portal de portales. Su misión es alojar datos públicos de las principales ciudades de España, hasta ahora repartidos en diversas plataformas. Un repositorio de datos libres, limpios y categorizados, listos para su uso. 

El objetivo de Datorum es que el usuario no tenga que navegar entre decenas de webs para encontrar datos públicos sobre una localidad. Que, en una única  plataforma, tecleando el nombre de la localidad, aparezcan todas las bases de datos relativas a esa localidad, perfectamente referenciadas y con acceso directo a la fuente. Además de por localidades, los ficheros se encuentran ordenados por categorías y subcategorías para facilitar su búsqueda. 

Para optimizar la web, los ficheros están alojados en el perfil de Datorum de la plataforma GitHub. Desde la web se redirige al usuario para que pueda descargar los archivos con total libertad. 

Y, ¿cómo hemos llegado hasta aquí? A veces la experiencia personal es insuficiente para saber si una idea va a funcionar o no. Por ello la tutorización y el feedback de otros periodistas ha sido esencial para el desarrollo de este proyecto y de los demás. La estructura del Máster nos ayudó a sopesar y valorar los pros y contras de nuestras ideas. Gracias a las clases con las ponencias de periodistas ejercientes pudimos aprender de los aciertos y errores de profesionales con gran experiencia en proyectos activos. Aprendimos a darle forma a las ideas y al propósito de nuestros proyectos, también sobre la parte empresarial, la monetización y el sustento económico del proyecto a corto y a largo plazo. Porque la innovación también puede estar ahí, en la organización empresarial.

La primera sesión con el tutor para exponer las ideas es la más importante. A ella se debe acudir con las propuestas trabajadas: los pros y contras, posible competencia y públicos objetivos. Analizar en profundidad a la competencia es clave para tener nociones sobre las partes en las que se podrá diferenciar nuestro producto o servicio. También nos servirá para aprender de sus estrategias y del tipo de público al que se dirigen. Conocer a nuestro público objetivo también resulta clave para el desarrollo del proyecto, ya que este condicionará nuestro canal de comunicación y nuestro lenguaje, entre otras cosas. Todo ello ayudará a descartar las ideas menos factibles. También debemos actuar con sinceridad y ser conscientes de nuestras capacidades, conocimientos y posibilidades materiales. 

Cuando ya tenía claro el objetivo de Datorum, mi tutor me aconsejó que buscase la opinión de los periodistas de datos; nadie mejor que ellos para comprobar la utilidad del proyecto. Ello me sirvió, entre otras cosas, para plantearme cuestiones que no había valorado antes e idear las estrategias de acción y lanzamiento. 

Además, a través de una encuesta preguntamos a otros profesionales cuáles eran las plataformas que más utilizaban para extraer información pública y qué mejorarían en ellas. Conseguimos una lista muy larga y útil que nos permitió tener claros cuáles deberían ser los puntos fuertes de Datorum. La mayoría de ellos se podrían resumir en tres: usabilidad, categorización y formatos de descarga que pudiesen ser editados o reutilizados. Preguntamos intencionadamente si les resultaba sencillo encontrar datos sobre sus localidades; la respuesta mayoritaria fue no, en un 76% de los casos. Por lo que centrarnos en datos sobre las distintas localidades de España también parecía que podría funcionar. 

Para facilitar las bases de datos a los usuarios, primero tuvimos que acceder a ellas y ponerlas a punto. Pero por desgracia solo teníamos cuatro manos y muy pocos conocimientos sobre programación, así que se trató un proceso completamente artesanal. Como lo fue también el subir las bases de datos a GitHub y cada enlace al portal que diseñamos como la cara visible del proyecto. En total creamos 50 archivos repartidos en 13 repositorios de GitHub, los cuales contienen más de 600 libros de Excel. Estos se transformaron en 458 entradas en la web, divididas entre seis categorías y clasificadas en 8.200 etiquetas. 

El acceso a esta información es, por supuesto, gratuito. Los datos están libres. No creemos ético ni moral cobrar por algo público y tan esencial para la democracia y el buen gobierno como son los datos. Nos encantaría que Datorum se convirtiese en un punto de encuentro de los periodistas interesados, una plataforma responsable y colaborativa donde cada mano cuente. Una red donde periodistas locales de toda España puedan sumar informaciones, datos y conocimiento. Por ello, el siguiente paso de este proyecto es abrir las puertas a los periodistas de datos de medios locales para que puedan aportar sus investigaciones. 

También nos encantaría que Datorum se convirtiera en un espacio de explicación y contexto. Queremos trabajar los datos, ofrecer piezas donde los números se conviertan en historias y poder llegar así a más personas, ya sea en formato podcast o reportaje. Nuestros buzones están abiertos y dispuestos a escuchar propuestas. 

Somos conscientes de que para trabajar con datos hacen falta conocimientos que no todos los periodistas poseen. Por ello también queremos contribuir aportando nuestros recursos y poniéndolos en común. Datorum se convertirá en una escuela donde formar en nuevas tecnologías y unir tanto a los recién graduados como a los profesionales con amplias trayectorias a sus espaldas. 

En definitiva, Datorum quiere convertirse en una puerta abierta al conocimiento, un espacio libre donde lo complicado se vuelva sencillo y nunca se olvide la honestidad que le debemos a los lectores y a la propia información.

Entradas recientes

Qué podemos aprender de las investigaciones internacionales sobre innovación periodística en 2021

Jose A. García Avilés

La renovación digital del relato informativo sonoro: el auge del podcast narrativo

Luis M. Pedrero

El auge del periodismo deportivo de negocios: dos newsletters convertidas en algo más que secciones

José Luis Rojas

2021: resumen sobre Innovación y Periodismo en el blog

Jose A. García Avilés

Datorum: un proyecto para facilitar el acceso a los datos locales

Claudia Saumell

Cuatro libros sobre innovación y periodismo muy recomendables

Jose A. García Avilés

Universidad con Sello de Excelencia Europea

La Universidad Miguel Hernández de Elche consiguió el Sello de Excelencia Europea 500+ en 2004, y posteriormente fue renovada en dos ocasiones consecutivas, la primera en 2007 y la segunda en 2009.